19.1.17

El Grande Covián semiparado y el Royo Villanova saturado

Zaragoza tiene un problema con sus grandes hospitales de referencia y lo saben perfectamente los responsables de Sanidad, los anteriores y los actuales. Y sobre todo hay un problema más grave todavía en toda la margen izquierda, al tener dos pequeños hospitales de referencia, mal comunicados entre ellos, insuficientes y más gestionados al estar divididos y ser edificios viejos readaptados. Ni el Royo Villanova ni el Hospital Provincial cumplen con lo necesario para la enorme número de pacientes que tienen que atender, de la ciudad de Zaragoza y de su gran entorno.

La saturación y los problemas estas semanas en las urgencias del hospital Royo Villanova, en Zaragoza, han vuelto a poner de manifiesto las reivindicaciones del personal sanitario del centro acerca de la «falta de espacio» para atender a tanta población. «Este hospital es insuficiente para ser considerado el general de la margen izquierda de la ciudad y zona norte», aseguraron los trabajadores. Y esto tan solo se resuelve con la construcción de un nuevo hospital de referencia como ya se iniciaron los proyectos hace unos años, en la zona cercana a la Academia General Militar y que sumara el servicio sanitario actual el del estamento militar, en un gran servicio.

Es cierto que el costo sería alto, pero se tendría que realizar con las ayudas lógicas tanto de los estamentos militares como del Gobierno de Madrid. Todo lo que no sea eso, son apaños que eternizan una mala asistencia, que no puede ser de diferente calidad según en qué zona de la misma ciudad vives. Se puede contestar que con la unificación de Zonas de SAlud esto no es así. Pero sabemos que sí lo es, y que las diferencias de calidad en atención es muy diferentes, tanto en consultas externas como en hospitalarias.

¿Cúal es el motivo de tener a medio gas el Centro de Especialidades del Grande Covián en la Avenida Cataluña y se siga saturando de consultas externas el Royo Villanova, en espacios que se deberían dedicar a ser hospitalarias o de urgencias en una reestructuración del edificio?

Los trabajadores del Royo Villanova critican la «dejadez» política con el Royo Villanova, y apunta que «la gente se está acostumbrando a ser atendida como si estuviéramos en un hospital de guerra. Es deprimente», señalaron. El Royo Villanova, antes de hospital, fue un sanatorio de tuberculosis y enfermedades respiratorias (conocido como El Cascajo). El crecimiento de la margen izquierda impulsó su reforma y su adscripción a la red sanitaria del Salud. Sin embargo, sindicatos y personal denuncian que años después ya no logra satisfacer las expectativas por las que fue remodelado, ya que se han creado nuevos barrios en la zona y, además, ha habido un boom demográfico.

«Lo peor es la resignación de pacientes y familiares. Estamos haciendo una medicina fruto de muchos cabreos, recortes y situaciones a las que no se les pone solución. Es triste, pero es el día a día que tenemos que vivir aquí», añadieron desde el centro. Al Royo Villanova también acude, mucha población mayor que está en residencias ubicadas en la margen izquierda. «La mayoría provienen de residencias privadas que podrían tratar allí sus procesos, pero no lo hacen pese a que cobran en sus tarifas estos servicios».
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...