31.8.21

Zaragoza, almacenes GAY y sus precios


Este anuncio de los grandes Almacenes GAY es del otoño del año 1973. Podemos ver precios y comparar. De complicada manera, pues cada producto se ha modificado de distinta manera en estos 48 años que ya han pasado. Si a los precios en pesetas del año 1973 le quitamos la última cifra podríamos decir que se empiezan a parece a los precios actuales en euros.

Una camisa de 195 pesetas, saldría a 19,50 euros.

Claro que un pantalón de caballero saldría a 54 euros, un chaquetón de caballero a 189 euros y un jersey cisne a 24,80 euros.

Un panty fino saldría por 2,50 euros, un reloj de señora a 68,50 euros y una panera a 15,80 euros. la peluca saldría por 45 euros. Los zapatos de señora 29,90 euros y los de caballero 39,50 euros. Un pijama de bebé a 8,5 euros y un vestido de futura mama a 95 euros. 

El IPC ha subido un 1.541% desde ese otoño de 1973. La camisa primera, la de 195 pesetas debería valer hoy 50 euros. El reloj de señora debería costar 63,5 euros al cambio según el IPC. Algunas cosas se han modiicaco, pero no tanta barbaridad en los productos de ropa y similares.

30.8.21

Discotecas zaragozanas años 70 llenos de música y baile


En aquellos años 70 la Zaragoza juvenil estaba en plena efervescencia, bullía y tenía una vida de discotecas de tarde y de noche que llenaban las necesidades de todos los jóvenes hasta los 40 años por lo menos. Os dejo un pequeño anuncio de 1973 con algunas discotecas míticas de aquellos años. Beethoven, Papagayo, Parsifal, San Jorge para los soldadicos, Astorga's, Cancela, Charlestón años 20 con tan trágico final, Don Yo para los diferentes, Formigal, Iguana, Seneca, Pago Pago  u Orquídea Club entre algunas salas de aquellos años.

Noticias de la Cuarta Provincia. No son de verano, son de Soria


Todos los meses de agosto los medios de comunicación rellenan su contenido con más tontadas de las ya habituales. Esos temas que nos venden como fundamentales y periclitan al cuarto de hora cuyo objetivo es tensionar, tener a la sociedad preparada…

Este año los temas Afganistán, duración de efectos de las vacunas, reconversión de la Selección Española de Baloncesto, Mbappé y ruina del Barça o ver si se celebran o no los Pilares expresan un efecto de mantenimiento de noticias, dado que ya no se pueden publicar aquellas 10 páginas dedicadas a las fiestas de San Lorenzo, Ejea o San Mateo de Monzón.

Lo mismo pasa en Soria, a la que cada verano ausculto su celtibérico pulso. Me voy a centrar en proyectos novedosos urbanos y recientes reivindicaciones de la plataforma “Soria Ya” que puede pasar a la acción política como su homóloga turolense e incluso presentarse a las elecciones municipales.

Obligación aragonesa y especialmente zaragozana existe con este territorio que forma parte del afecto de unos 100.000 residentes en Zaragoza y los dañados colateralmente. Como es mi caso por la vía de mi gran amigo Julio Puente o componente de triunvirato universitario, Mar Martín, aún hoy residente en la cabeza de Extremadura.

El año pasado la visité y quedamos en la estación de Ferrocarril en que se grabó una escena de Doctor Zhivago y se come excelentemente, a los fogones creativo cocinero zaragozano. Dar una vuelta por el entorno de la estación, no muy lejano al estadio “Los Pajaritos”, llegar a la ciudad por la carretera parcheadísima entre Ágreda y la ciudad o que te cuenten cómo fue la situación y recursos que tuvieron los hospitales sorianos en lo más duro de la pandemia, encoje el corazón.

Ese que se abre en los sabinares y robledales al oeste de Valonsadero, esos pulmones que se renuevan de olor a pino en sus sierras y cañones.

La plataforma “Soria ya” está inequívocamente centrada en dos cuestiones nucleares. La primera es común a la aragonesa fuera del Valle del Ebro. Se trata de la supresión de transportes públicos que dan servicio hacia la ciudad y capitales comarcales y paran en los pueblos sorianos con media de edad de pobladores de setenta años, esos que como aquí se han quedado sin caja de ahorros.

La plataforma, además, ha exigido una distribución acorde con la despoblación y envejecimiento de la misma de los fondos post Covid: Next Generation. Esos que existen grandes tentaciones en repartirlos según rentabilidad política o laminación de efectos indepe con destino a los Aeropuertos de Madrid y Barcelona y sus polos de ya desarrollo. Casi en su totalidad.

Cualquier pequeña ciudad se daría con un canto en los dientes con el buen uso del Fondo Especial de Teruel en su aeropuerto, lo que es una idea sentida, planificada y parida desde el Gobierno de Aragón.

¿Le va mejor a Soria en la periferia de Valladolid o mejor debería ensayar relaciones directas con Zaragoza, por pasión, y Madrid la que les llevó el brote, por devoción y conveniencia?

Relacionar la provincia con la producción de aromáticas de más calidad del mundo fue un logro semejante al de la consolidación de la miel y lavanda de la Alcarria, dirigido al mercado madrileño.

Soria ciudad es un lugar poético que adolece de un proyecto Dinópolis y que tampoco cuenta con un Pirineo espectacular a sus espaldas. En mitad de uno de los territorios de mayor calidad medioambiental de Europa, ha sido ciudad a veces especializada en atletismo de élite, siempre sobresaliente en industria agroalimentaria (la mejor mantequilla del mundo con la asturiana o la de la Serra del Cadí) pero sus iniciativas, quizá porque sea difícil llegar, han de contar con ello como ventaja.

La calidad de su arbolado urbano, su no contaminación, la huida de los cultivos vinícolas altura arriba buscando frescor… son factores de desarrollo que por desgracia de cambio climático allí están y más estarán.

El Proyecto Soria 2030 persigue perfilarla como referente en políticas de transición ecológica para lo que se puede tomar el ejemplo permanente en la materia de Vitoria-Gasteiz.

Pero luego el día a día pasa como en Aragón por la ocupación de lo vaciado por conveniencia y dependiente de jubilaciones, de lo aparentemente no pensante, por mega proyectos de minería, granjas consuntivas de agua o demás industrias derivadas del cierzo.

Bécquer no era idiota ni Machado un ganapán.

Soria tiene neumonía y reuma, esas enfermedades hoy no tratadas puesto que las estadísticas solamente a lo más nuevo se refieren.

Escrito mientras devoro un vino delicado de altura “Ribera del Duero” de San Esteban de Gormaz con una ración de picadillo, precedida de una bolsa de crujientes patatas fritas de Añavieja, mis favoritas hasta que pruebe las de Cella.

26.08 Luis Iribarren.

29.8.21

Proyecto Ayuntamiento de Zaragoza en los años 20 del siglo XX


Esta habría podido ser la fachada del Ayuntamiento de Zaragoza si hubiera triunfado la propuesta que el arquitecto Miguel Ángel Navarro hizo a la ciudad de Zaragoza en el año 1929 para dotar a Zaragoza de un edificio municipal en condiciones que sustituyera al viejo Ayuntamiento cerca del en ese momento Mercado de Pescados. Este edificio de más de 5.200 metros cuadrados de planta venía a ser un proyecto tras la iniciativa del propio Ayuntamiento de solicitar proyectos a los arquitectos municipales y que se acordó el 21 de diciembre del año 1921. Casi 10 años después todavía se andaba entre papeles para buscar una idea que gustara.

Curiosamente este edificio se deseaba construir en la entonces vieja Huerta de Santa Engracia, en la actual Plaza de los Sitios, entre la citada plaza y el Paseo La Mina, en la parcela entre las calles Mefisto y Mariano Escar, en toda esa manzana en la que existe la Comandancia de Aviación entre otros edificios. 

El proyecto trabajaba a cuatro calles, con la entrada suntuosa casi al Norte en la entonces llamada Plaza Castelar, para los actos más importantes y las otras tres partes del rectángulo con entradas para funcionarios y ciudadanos que tuvieran que acudir a sus oficios. Se buscaba una zona muy céntrica y se valoraba que estaba muy cercano este espacio a la Plaza Aragón y al Paseo Independencia y a lo que por entonces era el crecimiento de Zaragoza. Era un edificio neomudejar, con enormes torres para dotar de elegancia al proyecto y sin duda llamar la atención a los visitantes.

25.8.21

En 1929 ya se hablaba de una Gran Plaza en la Estación del Norte


Era el 2 de agosto del año 1929 se publicaba esta noticia en el diario La Voz de Aragón. Es curioso, en el año 1929, hace casi un siglo se sabía que la dignificación de la zona de la Estación del Norte de Zaragoza. En el 2021 seguimos a su vera con un enorme espacio maravilloso y lleno de proyectos, que ahora por cosas de las necesidades mal cubiertas vamos a dedicar a zona de estacionamiento esa zona de tierra y grava.

La Gran Plaza a la salida del Puente de Piedra se construyó realmente hace una década, una vez que se quitó el viejo edificio del Cuartel de San Lázaro y se intentaron musealizar los restos. Pero los espacios alrededor de la Estación del Norte, siguen sin ideas válidas. Muchas décadas para nada.

23.8.21

Noticias Generales de Europa, venidas a Zaragoza, del año 1685


Posiblemente el primer diario de prensa que se hizo en Zaragoza, en las buenas imprentas de Zaragoza por su tamaño y calidad pudo ser este: "Noticias Generales de Europa, venidas a Zaragoza por el Correo de Flandes", se cree que desde el año de 1683. No se hablaba de Zaragoza ni de España en esta publicación periódica, eran noticias de Europa, pero se imprimían en las imprentas de Pascual Bueno o en la de los Herederos de Diego Dormer de Zaragoza y se distribuía en la ciudad, por los Casinos y lugares de consulta zaragozana. Eran impresos de un tamaño similar al actual A5 y tenían normalmente 4 páginas en donde se relataban guerras, problemas de las realezas, conflictos graves, etc.

19.8.21

Dios sabe a qué saben tus besos en la Zaragoza multicultural


En la Zaragoza cada vez más plural de zaragozanos que conviven dentro de nuestra ciudad ya se nota la llegada de "Acción Poética" que nació en Iberoamérica como una forma de gritar en las calles, en las paredes, frases de todo tipo, desde autoayuda a filosóficas o religiosas, pasando por reivindicaciones sociales o políticas, o sencillas frases de amor. 

Esta frase en un local zaragozano es de 2021 y hay que decirlo pues suelen ser frases muy efímeras, que aparecen y se cansan de estar en las paredes. "Dios sabe a qué saben tus besos" en la Zaragoza multicultural.

18.8.21

No siempre escuchamos los problemas del campo aragonés


En el año 1976, el semanario Andalán publicaba esta viñeta sobre una reivindicación del campo aragonés, en concreto sobre las afecciones que para la vida rural tendría la construcción de la autopista Zaragoza - País Vasco. Nunca está bien exagerar aunque a veces para poner el dedo en la llaga de los problemas y que se tengan en consideración hay que exagerar un poco.

El principal problema era de respeto al mundo rural. La concesionaria de la Autopista quería pagar mucho menos por los terrenos que tenía que expropiar, amparándose en que era una decisión tomada para el Bien Común. No sabemos bien de qué Comunes estaba hablando con esas decisiones, pues luego el precio por circular por esas autopistas iban a ser tremendamente altos.

A los agricultores se les obligaba a vender para beneficios de una empresa, aunque efectivamente también era beneficio para un territorio. Pero no tenía sentido que algo que no habían decidido o provocado los propios agricultores fuera utilizado para minusvalorar el precio de sus posesiones.

Mallén, Alagón o Figueruelas se unieron con asesores comunes, para defender sus intereses. Luceni, Pedrola y Cortes admitían los precios que ofrecía la empresa. Pero en aquellos años las empresas eran muy poderosas y sus asesores más, y sabían jugar al dividir, y así intentaban ofreciendo precios más altos a los pequeños propietarios, que no fueran todos los agricultores dueños de tierras en el mismo paquete de asesores.

Eran años complicados para defender los propios intereses, pero leyendo estos problemas, vemos que casi 50 años después seguimos en situaciones parecidas, pues los peces grandes siempre intentan comerse a los pequeños de un bocado y sin dejar huellas.

El Teatro Romano y el Teatro Principal de Zaragoza, muy juntos


Para turistas de esa Zaragoza que quiere estar abierto a todos os dejo una imagen muy conocida por los zaragozanos, su Teatro Romano. No son solo ruinas sino que va acompañado d un museo al que se accede desde a calle San Jorge y que en varias plantas muestra parte de nuestra historia. Lo que se cree logioco es que en las zonas del alrededor, llenas de edificios algunos importantes, seguirá existiendo parte de ese Teatro Romano y sin duda más yacimientos romanas de la Caesaraugusta grande e importante. Pero habrá que esperar décadas o siglos para poder saber qué existe en la actualidad en el subsuelo.

Este teatro tenía un aforo de unos 6.000 espectadores, que para la época, desde el siglo I d.C. es una gran capacidad lo que nos indica que aquella Zaragoza era ya una ciudad grande de unos 20.000 habitantes. Los restos se descubrieron en el año 1972 de manera casual. No existía hasta ese momento constancia de que Zaragoza hubiera albergado un Teatro importante en su época romana.

Es muy curioso que en la misma zona, a escasos metros, siga existiendo 20 siglos después un edificio principal de Teatro zaragozano, el Teatro Principal de Zaragoza, manteniendo en ese espacio de la Zaragoza entre murallas al sureste del Ebro, el mismo lugar para las representaciones teatrales y similares.

17.8.21

Lo que hizo Labordeta por el semanario Andalán


Quiero transcribir unas líneas que Joaquín Carbonell decía de Labordeta y de Andalán en su libro “Querido Labordeta”. Eran tiempos complicados, de peleas para decir la verdad, para dar el paso necesario hacia la libertad y la democracia. Pero allí estuvieron muchos aragoneses de todo tipo, intentando edificar un Aragón distinto, potente, capaz y libre. Os dejo sus párrafos iniciales del artículo que tituló: “El dedo en el ojo”. Por cierto, la imagen de arriba es de 2007


------------------

José Antonio Labordeta constituyó el eje central de Andalán, el aglutinador de tantas personalidades que conformaron su consejo, su núcleo. Labordeta templó gaitas, hablo con personalidades y animó a Eloy Fernández Clemente que de vez en cuando se daba por vencido ante las dificultades, como recuerda Luis Granell que esos días frecuentaba el viejo piso de la calle San Jorge de Zaragoza donde se encontraba la redacción del periódico.

Labordeta fue uno de los pilares fundamentales de Andalán Y el único que siempre estuvo al pie del cañón siempre, porque el otro fundador, Eloy Fernández Clemente, se alejó temporalmente en alguna ocasión sin abandonar nunca ni el equipo directivo ni luego la junta de fundadores, a veces por desacuerdos con la marcha del periódico.

En los momentos de apuros económicos de Andalán José Antonio Labordeta daba un recital para sacar dinero o llamaba a sus amigos cantautores para que lo dieran con él o les pedía a sus amigos pintores que le dieran obras de arte para Andalán y venderlas para del atolladero.

En los momentos de dudas sobre si valía la pena seguir con Andalán, siempre Labordeta decía que adelante. Estuvo en Andalán desde que se concibió en Teruel a finales de los años 60 hasta que la Junta Liquidadora de la que formó parte, disolvió la sociedad anónima en que lo habíamos convertido en 1987.

Restaurante Cafetería Savoy en la Zaragoza viejuna


Uno de los primeros restaurantes que en Zaragoza empezaron a dar b fue el ya desaparecido Restaurante Savoy en el Coso, enfrente del final de la calle Alfonso, donde hoy hay una Caja de Ahorros. Cuando los buffet se pusieron de moda a Zaragoza llegaron primeramente (y si no es así, por favor corregirme) a Galerías Preciados en el paseo Independencia y a Savoy. En ambos casos y en los días laborables por un precio cómodo en aquellos finales años 70 se comía muy bien, o se cenaba mejor en el Savoy con marisco incluido.

La cafetería Savoy era muy conocida en aquellos años por su ubicación y sus amplios salones en dos plantas (no sé con seguridad si no tenía también planta sótano) con el restaurante (los restaurantes) en la planta primera, con diversos salones según lo que solicitaba el cliente.

La imagen de la fachada es de la página "Zaragoza de Luxe". El anuncio es mío, publicado en el año 1953, donde indicaba que se podía comer el menú por 50 pesetas. por cierto: ¿Dónde andará la fachada de este restaurante con una cerámica tan interesante?



16.8.21

La Confianza de Zaragoza, tienda de trincheras y comandos


Los primeros años de la década de los 50 del siglo XX tenían todavía sin querer o queriendo muchas connotaciones bélicas en la vida cotidiana. Tras la Guerra Civil había venido la II Guerra Mundial y la sociedad se había acostumbrado a un mensaje determinado.

Así que en los Almacenes La Confianza de Zaragoza, en la calle Cerdán junto al Mercado Central, se vendían "Trincheras" y "Comandos" con unas telas a elegir entre bondadosas y prácticas. E incluso si no tenías ahorros podías terminar comprando las gabardinas a plazos en Créditos Aragón.

15.8.21

La Plaza de La Seo de Zaragoza, hace 50 años



Esta es una imagen ya imposible de ver. Una imagen con la historia reciente de la Zaragoza que se transforma. Vemos la plaza de La Seo cuando en su centro había una fuente —la Samaritana—, un quiosco de prensa y una calle que la bordeaba por donde aparcaban coches y entraban para dar la vuelta a la plaza. Y como se ve en la imagen, una buena colección de grandes árboles.

Nadie —o casi— sabía entonces que debajo se escondía el Foro Romano, gran parte de nuestra historia como ciudad romana.

Era una plaza de Zaragoza en donde La Seo estaba todavía sin restaurar y siempre abierta para los zaragozanos y los turistas, y muy acogedora tanto en verano como en invierno. 

Una plaza ya olvidada, aunque se haya convertido en una zona simplemente “de paso” y no “de estar”. 

La imagen será de la década de los 70 del anterior siglo. Y os puedo asegurar que las personas no están de figurantes, sino que simplemente era un quiosco con muchos clientes, sobre todo los domingos.

Las Balsas de Ebro Viejo, el Rabal y el Barrio Jesús, 1865


Para entender mejor lo que fueron (y son) las Balsas de Ebro Viejo de Zaragoza, el desbordamiento por riada del Ebro que quiso tomar su camino recto desde casi Juslibol hacia Vadorrey atravesando toda la zona actual del ACTUR y el Rabal, sirve contemplar este plano de Zaragoza del año 1865 en donde todavía se puede ver ese cauce falso que da nombre a una zona de nuestra Zaragoza, y que en la actualidad es el Parque del Tío Jorge. 

Esta enorme crecida se cree que se produjo en el año 1380 (y ya han pasado siglos) y que durante 500 años creo un nuevo meandro en el Ebro que desembocaba donde podemos ver en el plano, hasta que poco a poco se fue desecando y volviendo el cauce más importante hacia el que hoy conocemos.

Cuando el PSOE y el PCE convocaban juntos las manifestaciones


Hubo un tiempo, dicen que era 1980, en que el PSOE junto al Partido Comunista y el Partido Carlista convocaban en Zaragoza manifestaciones juntos y de la mano para lograr que Aragón tuviera una Autonomía Plana por el artículo 151 de la Constitución, algo que no se logró por culpa de la derecha. Cosas de la historia aragonesa que todavía estamos pagando caro, con un Aragón que no está a la altura de Navarra, Cataluña o País Vasco aunque sean vecinos.

14.8.21

El Banco de España de Zaragoza y sus historias


El espacio urbano que hoy ocupa el Banco de España en Zaragoza ha sido siempre un terreno muy valioso y clave en el urbanismo zaragozano por su situación, en la esquina entre el Coso y la Plaza de España. Pero no siempre ha sido el propio Banco de España actual. Hasta los Sitios de Zaragoza estaba allí el Hospital de Nuestra Señora de Gracia que fue bombardeado y destruido ya desde el Primer sitio en 1808. 

Cuando los franceses se marcharon definitivamente de Zaragoza en el 1813, toda esa zona empezaba a salir de los escombros y a dejar paso al crecimiento de Zaragoza.

En el año 1845 se edificó allí mismo un edificio de 3 plantas más planta baja y áticos que sirvió como Fonda Europa regentada por el catalán Gaudencio Zoppetti Cerrutti. Junto a este Hotel estaba el trinquete de pelota mano y los Baños de Marraco. Zona pues muy dedicada al ocio zaragozano de la época.

Entre 1859 y 1862 se remodeló la Fonda Europa para convertirse ya en un Hotel importante y de altas prestaciones. La Plaza se había convertido en una zona de mucho trajín pues la Fuente de Neptuno era la que abastecía de agua a los aguadores y a muchos zaragozanos, pues no había agua corriente en la mayoría de las casas particulares. Aquel Hotel Europa era también café de alta alcurnia y restaurante para las gentes con posibles de la Zaragoza vieja.

Pos aquellos años el Banco de España se instala en la propia Plaza España junto a donde hoy se encuentra,  hacia la esquina donde está el Hotel Maza. Se queda pequeño el espacio y se traslada al Coso junto al Teatro Principal en donde hoy está el Banco de Santander.

Y es en el año 1933 cuando estando ya el Hotel Europa cerrado, cuando el Banco de España compra su actual solar que con los años convierte en un gran espacio a tres calles, donde construye el actual edificio que se inaugura 22 días después de comenzar la Guerra Civil, que va ampliando hasta el año 1988 en que parece concluir las obras para darle más amplitud y servicio hacia las tres calles con salida de servicios por la calla Aznar y Borbón.

 En total son siete plantas más un sótano muy cerrado a cal y canto y un edificio poco visitado por los zaragozanos aunque se encuentra en un lugar privilegiado dentro del centro de la ciudad. En la imagen de arriba podemos ver el solar vallado del actual Banco de España, sobre el año 1933 a 1934.




En Huesca es tanta la falta de moral que tuvo que intervenir el Alcalde y la Policía Armada


El gamberrismo y la falta de moral pública en Huesca, en plena calle, era tremendo, tanto que el alcalde tuvo que emitir un Banco advirtiendo de fuertes represiones contra los vecinos que atacaran con sus actos inmorales a los niños y a los adultos. Dicen que han visto incluso a un par de vecinos de distinto sexo, acariciarse las manos en plana calle, algo tremendo, pues eso solo se puede hacer en el dormitorio y con la luz apagada. Claro que… era el año 1953 y era octubre, mes de las calenturas. O no.

13.8.21

En Zaragoza era gravemente peligroso ver estas películas


Era el año 1953 en Zaragoza, era el otoño y se estrenaba en el cine Victoria de Zaragoza la película Romeo y Julieta del año 1936, con Leslie Howard. Y en el cine Goya se estrenaba la película Duelo al Sol con Gregory Peck. Ambas película muy reconocidas en sus tiempos, más la segunda que la primera a la que le hicieron una nueva versión un año después con más éxito todavía.

Pero lo curioso es la Calificación Moral que las autoridades le aplicaban a estas dos películas en la Zaragoza de 1953. Teníamos que ser niños de baba y nunca ver a mujeres vestidas que intentaran enamorarse de hombres vestidos. Eran consideradas PELÍCULAS GRAVEMENTE PELIGROSAS. ¿Nos atacarían en la moral y nos dejarían tontos? ¡¡Uff!! qué peligroso era vivir en esos años. El recorte de prensa es del periódico El Noticiero.

Mapa de Aragón del año 1691


Según un mapa de España del año 1691, así se veía a Aragón en aquellos años, como es lógico con clásicos errores en el dibujo de nuestras fronteras que nos muestra un Aragón "diferente" en su perímetro. He observado que en aquellos años y en diferente mapas a la actual localidad de La Puebla de Albortón en la Comarca de Belchite se la llamaba La Puebla de Alborión. 

El quiosco de la música de Zaragoza, existe


Nuestra Zaragoza está llena de esqueletos desperdigados por nuestras calles en forma de edificios o espacios que no se utilizan. No voy a realizar una lista pues es tremenda. Este que vemos aquí en el Paseo de la Independencia, se construyó para la Exposición de 1908 en la entonces llamada Plaza de Castelar donde estuvo 4 años, de allí se trasladó al Paseo de Independencia, en 1927 se volvió a llevar a la Plaza Castelar luego llamada Plaza de José Antonio y ahora Plaza de los Sitios, para posteriormente trasladarlo en los finales años 60 al parque José Antonio Labordeta. 



Una hermosa muestra del Modernismo creado por los hermanos Martínez de Ubago, que no se utiliza. Y que los que ya somos mayores recordamos en la Plaza de los Sitios o en el Parque Grande utilizado todos los domingos de la primavera y otoño con unos conciertos de diversas bandas de música y una afluencia de espectadores más que suficiente.



Aragón contra la migración hacia otras tierras. Era 1977

Era el año 1977 y 1978 (los inicios de la conocida como Transición política) cuando en Aragón ya se intuía que el problema de los aragoneses que se iban de Aragón era un grave escollo para crear una tierra respetable y con una economía potente. Por eso algunas asociaciones crearon pegatinas como la que vemos aquí, donde un movimiento ciudadano clamaba contra la migración regional de familias enteras que escapaban de Aragón en búsqueda de mejores futuros. 

La Asamblea de Emigrantes aragoneses en Cataluña sabían el drama que es tener que irse de tu tierra por la falta de posibilidades vitales. Y el empobrecimiento que eso representa para Aragón.

¿Qué pájaro lleva realmente en la mano el Niño Jesús de la Virgen del Pilar de Zaragoza?

Pablo Esquert (o Schepers) fue un pintor flamenco que llamado por el Duque de Villahermosa a trabajar a Zaragoza, vino de muy joven a pintar a nuestra ciudad donde se afincó.

En el Museo de Arte de Valencia está un cuadro sobre tabla que titula “Aparición de la Virgen del Pilar a Santiago en presencia de un donante jesuita” que se tuvo que pintar entre los años en los que Pablo Esquert estuvo en Zaragoza, entre 1559 y 1577.

La imagen de la Virgen del Pilar se calcula que fue creada en madera sobre el año 1435 más o menos según mis datos. El Niño Jesús sostiene sobre sus manos un pájaro que siempre hemos creído que era una paloma que parece representar la divinidad. Y de esto vienen las famosas palomas del Pilar.

Lo cierto es que las esculturas del gótico en madera se solían pintar, se entregaban policromadas en oro y colores para los detalles. Pero estos colores hoy se han perdido en la talla de la Virgen del Pilar de Zaragoza. 

En el cuadro de Pablo Esquert se ve claramente y con la misma forma que la escultura que se venera en Zaragoza, que el Niño Jesús sostiene una cardelina, un jilguero. No una paloma.

Pablo Esquert estuvo trabajando en Zaragoza y en concreto dentro de la misma Basílica del Pilar un siglo después de la colocación de la actual talla de la Virgen y hay que suponer que en aquellos años todavía conservaba la pintura original si es que la tenía. Y tuvo que ver claramente qué tipo de ave llevaba en la mano en el imagen original que después él pinto en este cuadro.

Al jilguero se le atribuye la simbología de representar la muerte violenta de Jesús y hay varios cuadros de aquel siglo XVI donde se ve a la Virgen en distintas advocaciones con el Niño Jesús llevando en la mano a un jilguero. La más conocida de Rafael Sanzio.

¿Qué pájaro lleva realmente en la mano el Niño Jesús de la Virgen del Pilar de Zaragoza?