29.11.21

Kiosco de la Música de Zaragoza 1908


Solo es una imagen simple, sencilla de la Zaragoza de 1908, de los preparativos para la Exposición Hispano Francesa que se realizó en la actual Plaza de los Sitios y de la que surgió toda esa zona de edificios públicos actuales, algunos abandonados hoy como la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos. Solo es un pequeño recuerdo de que allí se instaló entonces el hoy sin (casi) utilizar Quiosco de la Música. Eran otros tiempos, y otras ganas de querer construir una Gran Zaragoza.

16.11.21

Interior de Talleres Jordá de Zaragoza en 1958


Hay pocas imágenes del interior de Talleres Jorda de Zaragoza, unos talleres metalúrgicos muy importantes que estaban en la Avenida Cataluña de Zaragoza, enfrente de la gasolinera de su inicio, junto a otros talleres también muy importantes como eran Fundiciones del Ebro.

En la imagen podemos ver una mandrinadora de columna móvil (una máquina herramienta que se utiliza para el mecanizado de agujeros de piezas cúbicas que deben tener una tolerancia muy estrecha y una calidad de mecanizado buena) en el interior de los Talleres Jordá, en el año 1958. 

Talleres Jordá S.S. se fundó en Zaragoza en el año 1860 para fabricar máquinas herramientas, y su calidad era de las más altas de Europa en sus años de expansión, trabajando para varias empresas alemanas y suizas a la que exportaban sus fabricados.

Boinas y sombreros de curas en la Zaragoza de 1924


En la Zaragoza de 1924 los anuncios nos dan pistas del clima social de la época en una ciudad pequeña pero ya importante. Por una parte un enuncio de la juguetería Bazar X que estaba en los actuales locales de la FNAC cerca de la plaza de España. Un lugar de cierto nivel con al menos que recuerde dos plantas y en donde había juguetes de todo tipo.

Y por otra parte un anuncio en la calle Mayor 36, de una sombrerería. Eran años de llevar la cabeza tapada, más en invierno, incluso se puede detectar que había muchos sacerdotes en Zaragoza, pues se publicitaba la venta de sombreros para ellos. Debían ser clientes numerosos. Y además se indica en el anuncio que los sombreros se pueden reparar, reformar. Y como detalle curioso, en aquella Zaragoza se anunciaba la posibilidad de tener boinas de muy diversas clases. Años curiosos y viejos.