12.12.17

Aragón recupera lo que es suyo

Aragón ha sido noticia en todos los medios estatales y algunos europeos. Ha tenido que ser por el treinta aniversario del criminal atentado de ETA en la casa cuartel de la Avenida Cataluña y por la vuelta a Aragón de los bienes de Sijena, la noticia que ha llenado espacios televisivos e informativos.  

Desde aquí mi recuerdo a las víctimas, la mayoría niños, mi cariño para sus familias y mi apoyo por mantener viva la memoria de tanto sufrimiento sin sentido. 

Ciñéndome al manipulado litigio, los abucheos, gritos e insultos con los que numerosos catalanes intentaron impedir la salida de las obras aragonesas del Museo de Lérida, son dignos de tener en cuenta. Enfrentamiento e insultos de toda índole a la salida del museo que tuvieron que soportar técnicos y medios de comunicación aragoneses, trabajadores que iban a cumplir con su trabajo y han tenido que aguantar por parte de algunos auténticos becerros a la entrada del museo leridano. Incluidas las tres piedras que lanzaron al camión cargado con los bienes. 

¿Quién no entiende que unos bienes, pilares de la identidad aragonesa, comprados ilegalmente y otros cedidos para su restauración, y que siguen en el Museo de Barcelona, puedan formar parte del patrimonio de quien comete la ilegalidad? 

Por eso resulta histriónico escuchar al huído de la justicia  española, Puigdemont, rozar el esperpento amarillo cuando habla de golpe de Estado para expoliar Cataluña. 

Cuando hablan de ocupación y saqueo, o de que Cataluña es su botín de guerra. Siempre me ha interesado el uso del lenguaje como propaganda política y más ahora cuando  los bienes de Sijena se han convertido en tema electoral catalán. 

Pero afortunadamente se ha dado la tormenta perfecta para que los siempre atemorizados gobiernos de Madrid acaten las leyes y eso que al ministro Méndez de Vigo le temblaron las piernas y a punto estuvo, hace unos días, de volver a paralizar el proceso, como siempre, por "evitar" un nuevo enfado del niño mal criado en el que todos los Gobiernos de España han convertido a Cataluña. 

De momento, siempre hay algún tonto. Amenaza el delegado de cultura de Cataluña en Lérida con “repensar” los servicios sanitarios que se prestan a Aragón. Patético. 

En lugar de entonar el mea culpa por no haber cumplido con las sentencias dictadas hace ya 20 años, por haber provocado el deterioro de unas cuantas obras y la "pérdida" de otra, (que espero que la justicia siga actuando y les cobre caro su desatención) si no entienden las palabras con las que se describe la realidad, que se apliquen su propio discurso: quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Daniel Gallardo Marín  

11.12.17

Hoy hace 30 años de la masacre contra la Casa Cuartel

Hoy hace 30 años que ETA mataba en mi barrio de Zaragoza a 11 personas, dejando a 88 heridos y destrozados. En la fría mañana del 11 de diciembre de 1987 cuando a las 6 y 10 de la mañana sonó la alarma en el Parque de Bomberos nº1 de la Ciudad de Zaragoza, avisando de que se había producido una explosión en la Casa Cuartel de la Guardia Civil en la Avenida Cataluña.

El lugar que ocupó la Casa Cuartel lo ocupan ahora los Jardines de la Esperanza recientemente restaurada, donde una escultura vela el recuerdo de lo que allí ocurrió. Cinco niños, un adolescente de 16 años, dos mujeres y tres guardias civiles murieron. Otras 73 personas resultaron heridas.

Dos hombres habían dejado un coche junto a la fachada del edificio, un Renault 18, lleno con 25º kilos de amonal que explotó a los pocos segundos. Abandonaron el coche con la mecha ya iniciada y se montaron en otro coche que les esperaba, mientras el guardia de la puerta se metía dentro del edificio gritando para avisar a las familias. Cuatro plantas del edificio se derrumbaron con las familias durmiendo dentro.

Julio Puente

8.12.17

La calle de la poetisa que no gusta a Rajoy, y la del poeta que no escribía poesía

“He vivido muchos años al lado de la Escuela Naval de Marín, en la calle Salvador Moreno. Ahora no sé porqué, le han quitado el nombre a la calle; yo le sigo llamando así”, espetó el actual Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Dicha calle hoy se llama Rosalía de Castro, una de las más insignes poetisas en lengua castellana y gallega, cumbre de la poesía del s. XIX, pero el Presidente de España prefiere seguir nombrando esa calle con la denominación anterior, que recuerda a un fascista, un peligroso genocida que bombardeó impunemente desde el acorazado Canarias a 100.000 civiles desarmados que huían de Málaga a Almería en 1937, tras rendir la primera ciudad, en uno de los episodios más cruentos de cuantos se vivieron de ataques a inocentes desde las filas fascistas y nazis en la Guerra Civil Española. Ya en el inicio de la guerra este genocida había protagonizado una atrocidad parecida contra la población civil en Gijón, Alicante y el puerto de Barcelona.

 Rajoy, que se dice tan defensor de la legalidad, se declara insumiso a la llamada Ley de Memoria Histórica (que ampara el cambio de nombre en el callejero pontevedrés) y al acuerdo, válidamente adoptado, del Ayuntamiento democrático de la localidad, competente en la materia y que goza de autonomía local. Seguramente, no sabe quién fue Rosalía de Castro ni, por supuesto, habrá leído poesía alguna de la autora, en otro caso, reconocería que bien merece una calle.

 Rajoy prefiere el fascista genocida a la poetisa romántica. Y ante eso, no hay norma que valga.

 En Zaragoza también se cambiaron algunas calles de franquistas, entre otras, la del carlista Jesús Comín (hoy, Héroes del Silencio), que organizó los requetés aragoneses que fueron fundamentales en la represión fascista en la Ciudad. Su hijo, Alfonso Carlos Comín Ros, fue católico, pero comunista del PSUC y luchador antifranquista, como recuerda la recomendable exposición “Dicen que hay tierras al Este. Vínculos históricos entre Aragón y Catalunya. Siglos XVIII-XX”, que se exhibe en el Palacio de Sástago.

 Durante tres décadas convivieron en el callejero padre e hijo, carlista y antifranquista. No parece fácil que convivan en el callejero el antifranquista y su hijo, Toni Comín, exconseller de ERC del Gobierno de Puigdemont. Toni, siguiendo la tradición familiar, también se declara católico (aunque reconocido homosexual) y hoy anda por Bruselas tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

 Pero volvamos a Alfonso Carlos Comín Ros. Cuando se urbanizó el entorno del Parque Castillo Palomar (1980), la ciudad de Zaragoza dedicó una calle a un poeta, gallego como Rosalía, denominándola “Poeta Celso Emilio Ferreiro” y, junto a ella, otra denominándola “Poeta Alfonso Carlos Comín Ros”, aunque no consta ni se conoce poesía alguna de Comín Ros, ni a tal destreza imaginaria debe el reconocimiento del callejero zaragozano.

 Cuentan las crónicas que el Alcalde Sainz de Varanda, hombre bastante más culto que Rajoy, enmudeció de vergüenza al ver la placa en la calle con la denominación de “poeta” al luchador por la democracia, pero en ese acto decidieron dejarla así.

 ¡Qué mejor que ser denominado como poeta para la posteridad!..... aunque no lo seas, debieron pensar.

 Jorge Marqueta Escuer.

Sijena. Sí o no. Depende de otros, no de Aragón


La diputada de CHA Carmen Martínez Romances dejó este artículo en El Periódico de Aragón sobre el retorno (o no) a Aragón de los bienes de Sijena. Queda claro en este asunto que si no fuera Aragón quien se lo reclamara a Cataluña con todas las sentencias favorables, sino al revés, quien en la misma situación legal fuera Cataluña quie se lo reclamara a Aragón, el asunto ya estaría resuelto hace meses. Y eso es precisamente lo que jode.

Os dejo el artículo de Carmen, que es mucho más clarificador que mis palabras. Como siempre, si se hace "clic" sobre la imagen, se hace más grande para poder leer el texto.

Aragonesxs: Fidel Ara Bailo, retejador de loseta, pastor y romancero

San Adrián de Sasau, aquí empezó el trabajo público de Fidel Ara

Sí, mi tío Fidel. Me llamo Ara también, no me llamo Bailo. Aunque, como él dice: “Santa Cruz, Botaya y Ena, todos hijos de los frailes, de San Juan de la Peña”… Poderoso haiku con mucha retranca.

Fidel, fue alcalde pedáneo de ese rincón de paz en el Pirineo occidental repleto de senderistas, cazadores y pescadores navarro-vascos que es Botaya. Obsérvese que no digo fue.

Es pequeño y seco como un sarmiento, siempre sonriente, heredero de la tradición romancera de su casi inaccesible núcleo donde no había otra cosa que hacer que hablar y romancear pero con formalidad no muy baturra. Como su tío, mi abuelo Adolfo. No pases con pena el pantano de la Peña.
Prado de San Indalecio, donde comíamos cada agosto la familia Betés Ara. Fidel, maestro de ceremonias y el mejor padre del mundo sin serlo.

Fidel fue como esos deportistas que florecen a edad tardía. De tión y luego heredero de su casa, soltero pero no entero, se reveló de casualidad como el único retejador posible de loseta de la montaña del Viello Aragón. Y empezó a retejar y, por ende, a rondar y luego a viajar por el mundo incluso hasta Rusia. Pues era cofrade y luego mantenedor como mi familia de la Cofradía de San Indalecio de San Juan de la Peña.

Tiene 85 años y todavía conduce muy bien y hace huerto, mi abuelo lo hizo hasta los 89 perfectamente. Tiene una bodega llena de tomates secos de varios años y cebollones que le salen como las cúpulas de San Basilio de Moscú.

Ha viajado más como metier que como pastor por toda nuestra montaña, y en toda ha dejado talante del bueno, no del político, un buen humor, una energía y una vitalidad asombrosa en ese cuerpo de 45 kilos. Una elegancia en el trato y saber estar producto de la difícil convivencia en núcleos con 40 casas donde, a pesar de ello, se revelan toda clase de historias familiares.

Es una persona muy querida y su energía contagiosa fue el principal apoyo de mi madre en días bien amargos, en delirante tarde pasada con su novia chesa de casi 80, que vivió 35 años en París, montañesa experta en moda y que no reprime que le quiere.

En ese velatorio inverso que hicimos cuando murió mi padre de repente, en vez de hundirnos y esperar a la familia en ese rosario de dolor que día a día se confirma, fuimos nosotros cada tarde a un lugar pequeño de Jacetania donde tenemos familia lejana, parientes, o amigos. Sorprendidos de que llegáramos, pero era la única forma de dormir, que pasara el día lo más rápido posible como le hubiera gustado a mi padre o a Fidel.

Asín de Broto a la izquierda, límite oriental del trabajo de Fidel Ara. A la derecha, tejado de la catedral de Jaca, su obra más exigente y cumbre. Cuando me veía, bajaba de un brinco y nos íbamos a echar un vino al Aragón de plaza Biscós.
Espero que Fidel no falte en mucho tiempo, pero cuando lo haga le veré subido en Iguácel, en San Adrián de Sasau de Borau, en la ermita románica entre Ruesta y Artieda, en las enormes casas de 400 metros de tejau de Caldearenas-Aquilué, en todos los tejados de Botaya, en el ábside de la Catedral de Jaca… En todos los tejaus de Jacetania importantes menos San Juan, Siresa o el propio Monasterio Viejo, donde tanto le hubiera gustado subir.

Y no sé qué pensaréis, pero su legado y sus manos y sudor en cada corte perfecto de losa, en la colocación cuidadosa para que no se rajen… dejan un legado en mi opinión mayor que el de cualquier arquitecto que le haya dirigido y a los que tuvo que desobedecer, colocando el tejado como un maestro del románico o del gótico, para evitar las goteras que hubieran surgido de cumplirse el proyecto.

Tallando con la mente y luego sus sarmientos las losetas desde su neolítico de paz, ovejas y tradición oral. Supera eso, Foster.

07/12 Luis Iribarren

7.12.17

La serofobia es otra discriminación absurda

Cuando en la década de los ochenta nos enfrentamos a las primeras noticias relacionadas con personas portadoras del VIH, personas con sida, lo primero que se instaló en la sociedad fue el miedo. Pero se trataba de un miedo parcial, porque pronto esta enfermedad se relacionó casi de forma exclusiva con homosexuales y con personas adictas a la heroína, así que la enfermedad fue entendida por una parte amplia de la sociedad como un castigo casi divino con el que se perseguía a los maleantes -así han sido considerados los homosexuales en nuestro país durante décadas y décadas- y se castigaba a los adictos, a los débiles, a los que cabalgaban por las arterias de la ciudad buscando ese polvo que les hace reyes de una vida imposible.
El sida llegaba para matar y pronto lo vimos en amigos a los que dijimos adiós en noches heladas donde las lágrimas tapaban la vergüenza, porque ese amigo no había muerto de sida, no podíamos pronunciar la palabra sida por respeto a esa madre y a ese padre que sabían que su hijo vagaría por el infierno, mientras ellos soportaban la mirada de vecinos, de amigos que les acusaban por dejar que su hijo fuera homosexual o heroinómano. 
Entonces nadie hablaba de la serofobia, nadie le había puesto nombre a la forma en que la sociedad trataba y maltrataba a las personas que tenían sida. No había que besarlos, ni hablarles y si algunos hubieran podido les habrían escupido, arañado. Luego, casi al tiempo, supimos que el sida también afectaba a los heterosexuales, pero aún así seguía la constante de que quien se acuesta con un drogadicto sabe a lo que se expone y eso lo tuvimos que escuchar en tantas ocasiones que acabamos tapándonos de tantas palabras que nos escondimos en las cunetas de nuestra propia y silenciosa revolución.
El sida ha tenido a su alrededor componentes claramente ideológicos y religiosos y por eso ha sido una enfermedad tan maltratada; son muy pocas las personas que admiten en su entorno tener el virus por miedo al rechazo y se quedan viviendo en la ansiedad, la angustia y la depresión de saberse aisladas. 
Parece mentira que después de tantos años se tenga que insistir en que las vías de transmisión del virus son tres: a través de la sangre, la vía sexual o la materno infantil (durante el embarazo, parto o lactancia). Y si todos conocemos las vías de transmisión ¿por qué ese miedo irracional a estar con una persona seropositiva? ¿Por qué rechazamos a una pareja por su estado serológico? ¿Por qué asumimos que la persona seropositiva debe llevar la carga de contar su estado a todo el mundo? 
La serofobia es discriminación, genera dolor e incomprensión para quien la padece, que en ocasiones son niños. No deberíamos apartar a alguien de nuestro lado por su seroestatus, como tampoco podemos exigir que la persona con el virus tenga que contárnoslo. Y si no lo hace es porque el sida sigue siendo tabú: la cultura popular así lo ha concebido y muy pocos quieren atender y escuchar las verdades científicas.
El pasado 1 de diciembre se celebraba el Día Mundial del Sida y en algún lugar leí que una vez más España retrasa la implantación de la pastilla que previene el VIH y que ya se usa en otros países europeos. Una vez más nuestro país castiga la libertad sexual, castiga a los portadores del sida porque siempre los consideró una lacra y no pone medidas para evitar que el contagio siga creciendo. En España la tasa de sida supera en cuatro puntos la media europea.
Ángela Labordeta - eldiario.es

Fortún y sus 5 etapas artísticas, en La Lonja

Tenemos tiempo hasta fin de mes y de año para ver en La Lonja de Zaragoza una excelente exposición del pintor aragonés Ignacio Fortún, un pintor, ilustrador, grabador y poeta que ha ido realizando una obra muy importante, con claros saltos en sus formas y que podemos contemplar en toda su dimensión en la excelente exposición actual de Zaragoza.

Durante casi 40 años Fortún ha ido cambiando su forma de crear, desde unas obras ácidas y casi humorísticas hasta terminar con auténticos descubrimiento de materiales y formas. Incluso se podría decir que su carrera artística ha ido cambiando al mismo son que ha cambiado la sociedad zaragozana, desde la colorista y alegre de los años 80 a la gris y llena de claros oscuros de la actual.

En estas dos imágenes podemos contemplar el inicio (abajo) y el final (arriba) de un recorrido artístico espléndido.



Zaragoza 2025 (15) Propuestas municipales

Os dejamos las 30 Propuestas de Resolución presentadas por los cinco Grupos Municipales en el Ayuntamiento de Zaragoza, tras el Debate de la Ciudad. Seis propuestas desde cada grupo que nos indican qué desean hacer, qué ideas tienen los Grupos Políticos sobre el momento actual de Zaragoza. Una buena lista para adivinar por donde quieren seguir trabajando cada grupo. Esta lista no ha sido aprobada en su totalidad, e incluso algunas de las propuestas aprobadas no se podrán realizar en breve plazo. Pero sí indican qué caminos se pueden abrir.

CIUDADANOS
Adecuar antes de 3 meses los pabellones socioculturales a la normativa actual
Plan Estratégico del Deporte junto a la DGA
Plan Estratégico de Turismo 2018, para promocionarlo
Intentar reducir el número de reconocimientos extrajudiciales de deuda de servicios u obras
Diseñar Plan de Empleo, basándose en el Servicio de Juventud y su PLan de Empleo Joven
Crear paquete de incentivos fiscales sobre tributos municipales para la promoción de empleo para autónomos.

PP
Resolver con urgencia el impago de nóminas de los CTLS Birabolas y Gamusinos
Renovación de flota de autobuses urbanos para que en 2030 sean eléctricos
Liderar Smart City de innovación social para mejora de calidad de vida, objetivo 2024
Comisión de Estudio para una Movilidad Urbana Compartida
Nuevo modelo de fiscalidad, para que Zaragoza sea más atractiva para invertir
Plan Director de EConomía Circular, para reutilización y reciclado de residuos

CHA
Observatorio de la Ciencia ciudadana, la Innovación y la Inteligencia colectiva
Recogida selectiva de materia orgánica en Barrios Rurales
Impulsar proyecto AraTren en relación con Línea 2 del tranvía. TrenTram
Impulsar programa de Educación en Democracia Activa municipal
Creación de Espacio Joven en modo de autogestión
Solventar la situación de los trabajadores de los CTLS Birabolas y Gamusinos

PSOE
Implementar una red de cargadores eléctricos públicos en comunidades y garajes
Conveniar con el Real Zaragoza un programa de apoyo económico para fútbol base
Plan inversión renovación de la red de abastecimiento de agua
Promoción vivienda pública en régimen de cesión del derecho superficie para jóvenes
Incorporar 80 vehículos híbridos en la flota de autobuses urbanos
Inversión para mantenimiento de zonas verdes y reformas en parques Torre Ramona y Tío Jorge

ZEC
Crear Fondo de Inversión en Barrios con la partida de la Ley de Capitalidad
Promover un Pacto por el Ebro y sus afluentes
Instar al Gobierno Municipal a adhesión al programa UNICEF de ciudades amigas con la infancia
Plan estratégico de inmigración e interculturalidad
Plan MERCADOS Siglo XXI, con 5 nuevos mercados de detallistas en 10 años

Plan EDUCA en DEMOCRACIA para fomentar la participación

Julio Puente

Real Zaragoza temporada 1974-75

Era la campaña 1974-75 cuando el Real Zaragoza quedó el segundo clasificado, posición que ocupó durante bastantes semanas. No hay que tener envidia, hay que simplemente recordar que hubo un tiempo en que fuimos y que por consiguiente, volveremos a serlo.

Eran los tiempos de Irazusta, de Ovejero, Blanco, González, Royo, Simarro, Arrúa, García Castany, Planas, Diarte o Rubial.

Aquella temporada acabó con los cinco primeros tal y como vemos en esta clasificación, y también los tres últimos en las mismas posiciones.

6.12.17

Los guantes en las gasolineras nos atacan

Guantes de plástico en gasolineras. Desde que se simplificaron los puestos de trabajo en la mayoría de gasolineras, es el propio cliente el que ha de llenar su depósito de combustible. Para evitar alergias y suciedades se colocaron guantes de plástico para realizar ese servicio.

Pero esos guantes, cuando sopla el aire los esparce por doquier. El entorno del centro comercial Alcampo, de Utebo, es un claro ejemplo. Sucio paisaje que también se extiende por la carretera Logroño.

El viento se los lleva de sus depósitos y papeleras, están sin ningún tipo de fijación para evitar que el viento no las esparza, pero esto añadido a la falta de civismo de los que los tiran sin ningún escrúpulo, convierten aquello en un paisaje de plástico.

Atentado al medio ambiente y espectáculo bochornoso que se llega a ver fácilmente con acercarse.

Guantes usados o no, también llegan a una urbanización y viviendas contiguas. Cierto es que de esa deprimente vista se ha reducido la presencia de bolsas de plástico, logro desde que se les puso precio, modesto pero de pago.

Vivimos en un país donde se suple la mano de obra por autoservicios, abaratando costes a la empresa a cambio de ahorrar mano de obra. Los empleados de las gasolineras dan un servicio excelente y de paso evitan la proliferación de este tipo de basura.

Cierto también que una vez a la semana, una persona adecenta lo más próximo al Centro Comercial, pero esa no es la solución. Junto a ese comercio viven personas, y estas no tienen por qué soportar la suciedad e imagen que provoca el negocio de otros.

Daniel Gallardo Marin

Zaragoza 2025 (14) El Rabal independiente

Zaragoza ciudad de ciudades 09: 
Distrito 14, Ayuntamiento del Rabal, segunda ciudad de Aragón

Mi nostalgia cupular se encarga de alimentarla el pintor Cabal con su brillante exposición sobre Patrimonio Industrial de la margen izquierda. El Rabal se comportaba como ciudad distinta ferroviario-industrial. Automotor canfranero.

Rabal. Distrito que más conozco, escribo el presente condicionado por haber asistido a la charla de Sergio del Molino en el ciclo de autores que la Red de Bibliotecas de Zaragoza organiza en noviembre en el museo Gargallo.

A diferencia de lo que el expectante y entregado público esperaba, todos éramos zaragozanos de aluvión, y las invitaciones-recordatorio que Sergio recibió para ir a Molina, para ir a Teruel… para comentar con lectores del medio rural su obra “La España Vacía”, la conversación giró mucho más en torno a otra interesante visión.

El autor ya aclaró que su pretensión con su obra estrella no ha sido aportar herramienta alguna para combatir la despoblación (que no tiene síndrome de Heidi), sino repensar su España desde su perspectiva y memoria. Comprobar lo que todavía queda, y es todo, de carlismo. Pero lo que, aunque no lo pretendiera, ha codificado el autor aragonés de origen es un imaginario mar de tierra pardo parda donde las ciudades españolas de interior se comportan como islas, con personalidad propia. Muy bien visto, y allí me di cuenta que es lo que yo también siento cuando estoy escribiendo esta serie desde mi mirada externa oscense.

Pues bien, el autor viró su razonamiento hacia que elige Zaragoza como escenario porque, a diferencia de Barcelona by Marsé o Madrid by Umbral-Dolce Vita, es una ciudad todavía por cartografiar literariamente. Un agujero insonsable de paso bunburiano.

Que Zaragoza contiene elementos de viaje homérico todavía por establecer lo que le da una enorme libertad creativa, que es un territorio en que no se pisa con Pisón, porque tienen su propio espacio de cartografiado, de los 50 a los 70, y la potente base americana como lugar escape que hace ciudad. Cada uno con su juventud y recuerdos familiares.

Pues bien, si es cierto, que sí, que Zaragoza tiene su cartografía histórica y novelística por realizar, es claro y evidente que desde el Arrabal histórico y el Barrio Jesús se podrían conformar espacios propios para una intrahistoria dentro de la ciudad. La misma espera quien la diseñe. Eso los grupos pictóricos zaragozanos, tan interesantes, sí lo han comprendido.

Y voy a manejar una idea loca, qué sería de Zaragoza-Conurbación como entidad metropolitana si la Margen Izquierda, Valdefierro, los nuevos desarrollos urbanos del sur –como Barañáin- o Torrero fuéramos ayuntamientos independientes segregados. Y me sale que sí, que sería una ciudad de ciudades en la práctica, obligada a repensar su urbanismo y su movilidad desde el debate y diálogo. Que recibiría más apoyo exterior y pondría en jaque al Gobierno de Aragón con solo esta realidad. Que aportaría singularidades como la de Benimaclet ó Manises en Valencia.
La ecuación sale sola. Como en Vilanova de Gaia, enfrente de Oporto, la Estación del Norte, el parque del Tío Jorge y el Rabal como poseedor de la mejor arquitectura industrial de Zaragoza tendríamos equipamientos al menos municipales como los pueda tener Zuera. Es decir, un teatro propio, una azucarera totalmente rehabilitada –en la Casa del Director-, la fábrica de Galletas Patria como museo industrial sobre el pasado ferroviario del distrito, y la Estación del Norte todavía presentaría su estructura abovedada de cristal, siendo sus no intactos almacenes del otro lado de las vías espacio para asociaciones.

Es evidente que se contaría con una estación propia de comunicaciones y cercanías hacia el norte, en Valle de Broto donde mueren las vías, que permitiría un intercambiador para ir a Huesca o a trabajar al polígono cárnico de Zuera, 1.000 empleos. También a la Universidad San Jorge de Villanueva y Walqa.

Una conexión con Huesca propia, muy necesario restaurarla, más que nada porque existió. Generando riqueza, negocios de restauración y empleo. Qué languidez la de la Estación ahora.

En este momento, la única opción de salir del Rabal fuera de Zaragoza es tener que desplazarse a Kasan a pasar frío esperando. Es increíble la situación: la avenida Cataluña, la calle Sobrarbe-San Juan de la Peña… solo conservan centralidad por ubicación andando o en bici, pero se han quedado alejadas –condenadas a la desaparición del comercio y equipamientos de ciudad- no solo del tranvía, sino aisladas de su entorno norte.
Medina e Ir Rabat, el Arrabal. Municipios distintos y con enorme personalidad propia y complementariedad en la isla de Malta. Todos los visitantes de la isla disfrutan de la distinta personalidad de ambos, separados solo por la muralla. En nuestro caso, por el río, al norte del cuál empieza Europa –Napoleón dixit-.

Ejemplos: ¿se puede ir a disfrutar del ambiente de Mercazaragoza y dar un paseo por Cogullada sin contaminar vía diésel? ¿se pueden plantear sin conexiones de calidad proyectos de reconversión del languideciente pero esencial históricamente Polígono de Cogullada hacia usos mixtos? Véanse los concesionarios de la avenida de Cataluña desplazados al tercer cinturón-Veterinaria.

Lo que planteo es que a la propia Zaragoza le sería conveniente la segregación con un proyecto metropolitano como el de Barcelona. Dado que no existen proyectos relevantes, con la excepción de Zaragoza Activa liderada por CHA, para nuestro distrito ni tampoco para el Actur, siguiente capítulo.
Mientras tanto, a seguir debatiendo qué vuelta de tuerca darle a la explanada de la Estación, qué uso de poca enjundia al Palacio Soláns, qué equipamiento de ciudad museístico llevar, para revitalizarlo, al bellísimo entorno de nuestro casco histórico, la Plaza del Rosario, tan desconocida en la ciudad. Se ha perdido mucho tiempo y no se vislumbran soluciones, la masificación del Centro de Salud de la Jota va camino de ser telúrica…

La condición peninsular o insular del Distrito 14 a superarse se revela en su difícil relación con Santa Isabel, de configuración urbanística como núcleo-travesía -parada de caballerías- anterior, su asimismo nula relación con el Bajo Gállego, el hecho de sentir y vivir espalda contra espalda con Las Fuentes. También en el caso del Actur-Almozara, aunque allí las enormes inversiones y el urbanismo comercial y de vuelta de tapas estén suturando la herida. Ya nos gustaría estar como ellos en equipamientos. La ciudad, como en Delicias, debe muchos, no actúa como el Estado en Aragón. Si hay un parque que esté tan mal conservado como el Tío Jorge es el bellísimo y singular de Delicias.

28/11 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...