18.5.16

¿A quien votará al antiguo votante de CHA, en Aragón?

Es muy difícil hacer de brujo para adivinar cuántos votos hubiera tenido Chunta Aragonesista en estas próximas Elecciones Generales 2016 si se hubiera presentado sólo. Pero si tenemos número para hacer apreciaciones aproximadas, para sacar números que nos lleven a una aproximación válida. Más saber tras ese dato, hacia donde van a dirigir sus votos en un mes.

En la elecciones de diciembre 2016, junto a IU y en claro retroceso por el crecimiento de Podemos, la Unidad Popular tuvo 45.046 votos. Desde entonces los sondeos han detectado un aumento importante del voto de izquierda fuera de Podemos y PSOE en toda España y los resultados de Aragón se asemejan siempre y mucho al comportamiento de toda España. Sería fácil que se si hubiera repetido la coalición Unidad Popular entre CHA e IU se hubiera podido alcanzar entre 55.000 y 60.000 votos, alejados todavía de los 75.000 del año 2011 también juntos CHA e IU.

No es complicado admitir que CHA puede arrastrar en la actualidad unos 30.000 votos en unas Generales, que hay que reconocer, no serían los mismos en caso de haber acudido en solitario a unas elecciones en estos momentos de clara bipolaridad. Hubieran sido bastantes menos. Esos 30.000 votantes mínimos que forman la base de la CHA actual y que a veces pueden optar por otras alternativas, son el mínimo sobre el que debemos analizar hacia dónde van a ir estos votantes. En las Municipales y Autonómicas de 2015 (hace un año) CHA obtuvo entre 30.000 y 42.000 votos en momentos en los que las confluencias ejercieron un claro poder de atracción del voto de izquierdas.

Los votantes de izquierda son los más proclives a terminar en la abstención. Y que entre un 12% y un 14% suele cambiar su voto según elecciones generales en Aragón, entre la suma de los bloques de izquierda y los de derecha. Asunto este que no será fácil que se produzca esta vez, excepto que se movilice el electorado conservador y se desmovilice el electorado progresista. Este análisis intenta saber el comportamiento del votante de CHA, no del afiliado de CHA, que sin duda será diferente.

Esos 30.000 votantes no van a tener a CHA como referente, lo cual afectará mucho más a unos 15.000 que siempre han votado en todo tipo de elecciones a CHA y en menor medida a otras 15.000 que han podido ir cambiando el tipo de voto según elecciones y coaliciones o momento político. Y en menor afección a otros entre 40.000 y 60.000 votantes aragoneses que en algún momento han votado CHA y no lo han realizado en la última (casi) década. Que no vayan a votar a CHA en estos años, no quiere decir que no sigan escuchando de alguna forma a CHA, sea en positivo o en negativo.

¿Y a quién van a votar esos 30.000 votantes de CHA? Pues en una abstracción matemática e incluso política, podría yo decir que la distribución sería más o menos:

Entre el 30% y el 40% terminarán en la abstención. Un 35% o 10.500 votantes.
Entre un 5% harán un voto nulo. Unos 1.500 votantes.
Sobre un 5% votarán al PAR dentro de las candidaturas del PP. Sobre 1.500 votantes en zonas rurales.
Un 40% votarán a Podemos. Sobre 12.000 que votarían sobre todo a IU (sobre 8.000 y 4.000).
Un 15% votarán al PSOE que representan unos 4.500 votantes.
Es posible que si de algo me he quedado corto sería en el votante hacia Podemos. Y no creo que haya un número significativo de personas que opten por votar a Ciudadanos

Mucho cuidado con los votos de Teruel, pues de esos 18.000 antiguos votantes de CHA que NO van a votar a Podemos por diversos motivos en todo Aragón, unos 1.500 podrían ser de la provincia de Teruel y esos sí serían muy importantes para un Diputado en juego entre Podemos, PSOE y el PP. Necesitaría tener Podemos más votos que el PSOE en Teruel o no lograría ese tercer diputado; o sumar más de la mitad de los votos que obtenga el PP-PAR algo que se antoja todavía más complicado sin esos 1.500 votos que supondrían un 10% de los votos que obtenga la coalición de Podemos más IU en la provincia de Teruel. A veces la prepotencia en las negociaciones suelen tener malos resultados, como en el segundo Diputado por Zaragoza de diciembre de 2015.

NOTA.: Para la elaboración de esta entrada sólo me he servido de los datos de las últimas 4 elecciones generales en Aragón y las últimas elecciones locales. Es un análisis ajeno a la información que por mi participación política puedo disponer. Intento que sea aséptico y sobre todo matemático.

Julio M. Puente Mateo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...