6.6.16

Octogésimo aniversario del proyecto de Estatuto de Autonomía de Aragón

Hoy el Gobierno de Aragón conmemora el LXXX Aniversario del proyecto de Estatuto de Autonomía de Aragón. Es un hecho histórico fundamental, tanto el aniversario como el reconocimiento por parte de nuestro actual Gobierno. Del 1 al 3 de mayo de 1936 se celebró el Congreso Autonomista de Caspe, que aprobó unas Bases a las que se ajustaría el futuro Estatuto de Autonomía de Aragón, participaron organizaciones aragonesistas, 200 ayuntamientos y diversas entidades.

Este Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de Aragón, que fue aprobado tal día como hoy hace ochenta años y entregado al Presidente de la República y al Presidente del Gobierno republicano, establecía un Gobierno de Aragón con plenas competencias en muchas áreas (ferrocarriles, obras públicas, agricultura, sindicatos, cooperativas, acción social, sanidad, mercados, orden interior, justicia) y ejecutaría algunas de la República. Preveía también un Parlamento elegido por sufragio universal.

En ese momento solo Catalunya tenía aprobado un Estatuto de Autonomía, el vasco sería aprobado ya iniciada la guerra en octubre de 1936 y el gallego no pasó de proyecto. Conviene recordarlo cuando se habla de "comunidades históricas"

Este Estatuto aragonés, que no llegaron a aprobar las Cortes republicanas por la sublevación fascista de 18 de julio de 1936, sirvió de base para la creación del primer Gobierno de Aragón en el siglo XX, puesto que con el fin de organizar las milicias, tener un gobierno y una estructura, el 6 de octubre de 1936 se acordó en Bujaraloz en una reunión de sindicatos la creación del Consejo de Aragón. En él participaron representaciones de 136 pueblos y las milicias: “se toma el acuerdo de formar el Consejo de Defensa, el cual se hará cargo de todo el desenvolvimiento político, económico y social de Aragón”.


Dos semanas después, en una reunión en Alcañiz se cerraron su composición, fines y funcionamiento y se trasladó la residencia del primer Gobierno de Aragón a Fraga.

Tuvo voluntad de ser el Gobierno de Aragón. Así lo afirma el Presidente Ascaso en un Decreto de octubre de 1936, cuando afirma: “el Consejo de Defensa Regional no puede aceptar, en nombre de los mandatos que la gran mayoría aragonesa le ha conferido, el que se pisoteen los fueros aragoneses y nuestro derecho indiscutible, al igual que otras regiones hermanas, a regirse con arreglo a sus características y temperamento político, y en el orden económico no olvidando en ningún instante los deberes que tiene que cumplir en la lucha libertadora que todos los antifascistas sostenemos”.

El Consejo fue reconocido por el Gobierno de la República y el 25 de diciembre de 1936 la Gaceta de la República publicaba la legalización del Consejo de Aragón y se designó el 19 de enero de 1937 a Ascaso delegado y representante legítimo en Aragón del Gobierno de la República, con poderes de todo tipo, incluidos los que correspondían a gobernadores civiles y diputaciones provinciales. Su sede pasó a Caspe. Incluso publicaba un Boletín, antecedente del BOA. Tuvo policía propia. Emitió moneda. Expedía un documento de identidad y credenciales. Se organizaron en comarcas, legislaron en materia de administración local, de administración de justicia, de mantenimiento del orden público, la organización de la economía y la educación.

Desde mediados de 1937, el Partido Comunista inició una estrategia para derribar éste primer Gobierno de Aragón. Destrozaron locales de las colectividades, efectuaron registros, detenciones e incluso violencia sobre los consejeros locales. La 11 División de Líster atacó el Consejo de Aragón cuando algunos consejeros estaban en sus despachos, los detuvieron y torturaron en prisiones o en la finca Chacón de Caspe. El Presidente Ascaso, que se encontraba en Valencia, fue detenido y encarcelado.

Hubo detenciones en masa de cenetistas y dirigentes locales y comarcales de colectividades, asaltos armados, quema de documentación sindical o colectiva, encarcelamientos, persecuciones. Fue un elemento desestabilizador del frente de Aragón y una actuación muy violenta.

La guerra continuó, y tras la batalla de Teruel (diciembre de 1937-febrero de 1938), se iniciaría la ofensiva de Aragón que quedaría conquistado por los fascistas en abril de 1938, salvo la bolsa de Bielsa, que cayó el 15 de junio de 1938.

Aragón no volvería a tener Gobierno propio hasta 1978 recuperándose en San Pedro de los Francos de Calatayud. El actual, el doscientos sexagésimo primer Gobierno de Aragón, rinde merecido homenaje a ese proyecto de autonomía de 1936.

Jorge Marqueta Escuer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...