28.6.16

Dejar que gobierne el PP, y mientras hagamos un cursillo de ganar

El diario Público sigue insistiendo con sacar basura de las grabaciones de un ministro del PP que se comporta de forma curiosa. Eso demuestra que lo magro todavía lo tienen guardado y lo van sacando por fascículos como decía el protagonismo, para poner nerviosos a los que han ganado.

—¡Dejarlo ya, coño! que al final tendremos que aguantar al PP un siglo, de tanto decir las trampas que nos han hecho. Busquemos otra fórmula para ganar.

Ahora se empeñan los de Ciudadanos y el PSOE en ponerse finos y empezar a decir que no quieren ayudar a Mariano a ser Presidente. Joder, enteraros, habéis perdido, no hagáis tontadas y comportaros. No es que me guste Mariano, pero hay que reconocer que su táctica para el tipo de españoles que hay en España le ha salido de huevo. No es que él haya ganado, no, es que “nos” ha ganado. Eso por ser suaves, pues si miramos un poco más atentamente, podemos empezar a sospechar que se ha cargado a Ciudadanos y ha empezado a señalar la puerta de salida a Podemos. Él solico y sin moverse. 

España es un país de quietos en la mata, de miedicas, de conservadores que sólo votan a la izquierda cuando todo el país está de puta madre. Cuando hay problemas preferimos a las derechas para que nos los gestione. ¿Y sabéis por qué? Pues porque desde la izquierda nunca hemos sabido plantear soluciones a los problemas. Al final les estamos dando la razón a los de derechas. Desde la izquierda sólo sabemos gastar. Pero no sabemos construir sociedad, trabajar por el futuro a largo plazo, hacer pedagogía social, explicar la diferencia entre un rico y un pobre, saber para qué sirven los impuestos, dignificar el mundo laboral en igualdad entre todxs lxs trabajadorxs por sexos pero también por tamaño de empresa.

Lo que le conviene a la izquierda, no sé a cuál de ellas, puede que a las dos o a las tres, es que gobierne el PP. La que nos va a caer en estos dos años próximos es la del pulpo. Esta crisis no está acabada ni mucho menos. Ya sólo nos faltaba el Brexit para ponernos nerviosos. Los cambios que necesita España, en su estructura territorial, laboral, económica o Constitucional son de amplio espectro, como el mejor de los medicamentos posibles. Es imposible hacerlo si no se dispone de una mayoría amplia y un gobierno que camine en la misma dirección. Por eso no sirve una mezcla de tres grandes partidos gestionando las soluciones.

Dejemos que gobierne el PP y desde la izquierda aprendamos a ganar, que se nos ha olvidado. Y si tenemos dudas de cómo, siempre nos quedará Zapatero que ahora está de moda llamarlo por teléfono para preguntarle.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...