15.6.16

Ayudemos al PSOE. También son izquierda, en serio

La gran duda del debate de esta semana fue sencilla. ¿Qué hará el PSOE en julio 2016, con los Diputados que obtenga? No sabemos si la decisión la tomará Sánchez u otra persona. Depende de los resultados. Como tampoco sabemos si esa decisión depende en gran medida (que sí)  del puesto que obtenga el PSOE con respecto a Unidos Podemos.

Tampoco sabemos en quien cedería el puesto Mariano si le exigen retirarse a un segundo plano, desde un Ciudadanos que fue muy claro en el debate: —“Sí pero…, con renovación y limpieza”.
¿Santamaría? Pues joder, haberla presentado antes hubiera supuesto al PP más votos que con Don Mariano, el Quieto. O no, pues los conservadores no entienden con buena gana que una mujer sea Presidenta de España. Jodo con la herrumbre y la caspa. Tal vez impuesta por Ciudadanos fuera admitida en el PP super conservador.

A Unidos Podemos todas las opciones le sirven. Ser Presidente del Gobierno en 2016 con el apoyo del PSOE o esperar dos años a que se cueza sólo un PSOE que se romperá si apoya al PP. Eso siempre y cuando obtenga más votos que los socialistas, que a día de hoy parece lo más seguro, tras el cúmulo de errores de estos, que no levantan cabeza cuando más lo necesitan. Esa indefinición sobre a quién van a apoyar en julio les va a restar apoyos entre sus votantes de siempre. ¿De verdad es mucho pedir, que sus votantes de siempre no son capaces de votar al PSOE, sospechando que su voto podría servir para que saliera Rajoy presidente o alguien del PP? A muchos se les rompió la tripa cuando tuvieron que mirar a los ojos de Ciudadanos, como para soportar bien que ahora se huelan lo mismo pero al PP.  Asesores tiene el PSOE.


El PSOE comete un error no diciendo con quién se atrevería a intentar formar Gobierno válido, pero con la dependencia del puesto final que se ocupe tras los resultados. Eso simplificará el voto a los indecisos y lograría recuperar parte del voto socialista perdido. ¿Va a perder votos por decir que llegaría a un acuerdo con Podemos, pero que para eso necesitan estar ellos por delante de Unidos Podemos?

Tras remarcar la gente que dirige al PSOE mil veces mil que Podemos quiere romper España o traernos a Grecia, es imposible (casi) cambiar de opinión con independencia del resultado final con respecto a Unidos Podemos. Pero el PSOE no incide en que no es lo mismo gobernar con Podemos si estos están por delante, a poder hacerlo siendo Presidente del Gobierno alguien del PSOE por tener un mejor resultado que Unidos Podemos. 

Los socialistas deben ilusionar a sus votantes de siempre, a coste de presentarles soluciones válidas e ilusionantes. Y siendo el tercero no se ilusiona a nadie. No es fácil adelantar a Podemos desde el desagravio comparativo o el miedo. El miedo es una joya para el PP o Ciudadanos, pero si los votantes llegan a creer en el miedo de Podemos, no votarán al PSOE, sino a los conservadores de diferente color.

Julio M. Puente Mateo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...