13.6.16

Aragoneses: Manuel Campo Vidal

Ya es un clásico. A la chita callando, el primer aragonés en importancia mediática. Han pasado muchas lunas, como dicen los navajos, pero allí lo tenemos esta noche de nuevo. Haciendo doblete. Encerrándose con cuatro no miuras.
Es aragonés de llevant, es catalán de ponent. Es ribagorzano. De Camporells. Se llama Manolo Campo Vidal. Somardismo oscense. Puntilloso de la escuela de La Vanguardia que tanto se lee y a la que tantas familias están suscritas en la retaguardia de Aragón. Donde no hay Ambar. Donde se bebe Estrella de tercio.
 No hace falta presentarlos. Aragoneses en Madrid y Barcelona. Quizá haga falta conocerlos.
Con Jiménez Losantos le hace pinza al periodismo zaragozano, en cuyos altares pero a nivel local tantos exponentes podemos contar. Para mí trilogía compuesta por Trasobares, Losilla y Uribe (música los dos). Armengol también es de la Franxa de Llevant. Nos dejaríamos al fascinante Lles, rapsoda de la movida oscense. Actual programador cultural. Y això es tot, lo que no está mal.
Podríamos recordar de Manuel J. Campo –interesante homenaje el suyo a Ramón J. Sendéeeeer- la primera aventura televisiva autonómica con Antena 3.
También su Presidencia de la Academia de la Televisión, tras su éxito somarda en la moderación de los debates Aznar -González hasta su consagración y penúltima actuación de hoy. Gabilondo de secano, las mata callando.
Recordaremos mejor dos hitos personales ya que le debió dejar mal regusto el Aragón de los noventa: es el socio nº 18 de la Sociedad Deportiva Huesca, orgullo fato que comparte mi amigo también ribagorzano Amadeo Ibarz, y cada año vuelve a Camporells. Forma parte del paloteau de la Ball dels Totxets, inicio de las fiestas, cada 30 de julio…
Campo en Camporells significa cuánto tenemos que aprovechar a nuestros hijos emigrados. Tanto como a nuestros nuevos vecinos de Manchester o Medellín.
Atención al poeta futurista de Camporrells, pronúnciese Campureis por castellano parlantes
"Si de pronto se descompusieran todos los televisores del mundo, no habría escalas para medir los maremotos de aburrimiento."
Clase de pronunciación de llenguas aragonesas (el chapurriau es lo que mucha gente se hace pa comer): la ll palatal empieza en Híjar, Bujaraloz y Barbastro. Si lo habéis conseguido pronunciar seguís por su vecino municipio Baells. Si no os sale, no metáis l nunca, decid Sabadey.
13/06 Luis Iribarren

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...