8.6.16

¿Qué es la transversalidad en la política vieja y nueva?

La transversalidad en política está de moda para liar más las opciones políticas que se nos presentan, es decir para no querer decir qué somos, cuál es nuestra ideología. La transversalidad es aparentar que no somos ideológicamente ni de derechas ni de izquierdas, que lo hemos superado y ahora somos “otra cosa”. Antes cuando alguien decía que no era ni de chicha ni de limoná, decíamos todos sonriendo, que sí, sin duda, pero que en realidad era de derechas.

En algunos países de Iberoamérica existen los partidos transversales que se llaman con nombre incluso de colores: blanco, colorados, amarillos o morados. En Europa les ponemos nombres curiosos que no quiero repetir. Pero les añadimos el apellido de “la nueva política” en cuanto les preguntamos: ¿Qué soís? Y efectivamente es la nueva política, lo que no quiere decir que sea una política mejor.

En la transversalidad pura NO entrarían los partidos políticos que llevan un apellido. No lo son pues los partidos llamados Feminista, Animalista, Ecologista, etc. Ellos ya plantean en su nombre la ideología. La transversalidad es otra cosa bien distinta. por ejemplo lo es —porque así lo dicen ellos mismos— Podemos.

Podemos dijo claramente que era transversal, que ellos superaban la izquierda y derecha tradicional. Ahora dicen que son socialdemócratas aunque no advierten si lo son antes de que la socialdemocracia dejara de ser marxista o después de abandonar a Marx. Es verdad que acogen en su seno (y ahora) a los comunistas y a los más potentes ecologistas. Y que incluso ellos dicen que son aragonesistas e internacionalistas. Eso sí, aragonesistas socialdemócratas, es decir como el PAR. Cuando la verdad es que no pueden serlo todo y nada. En la sorpresa está el milagro.


Transversales eran también los Peronistas, la Falange y muchos otros con mucho nombre y poca definición. Muy capaces de realizar grandes análisis de los problemas de la sociedad pero sin aportar soluciones a los problemas, pues en las soluciones y sus tipos, es donde veremos sus ideologías. Decir con rotundidad que estamos MUY MAL y hacer un análisis de lo mal que estamos y hacia donde nos tenemos que dirigir es relativamente fácil. Pero en las soluciones que planteamos (y no en la crítica) veremos qué ideología tenemos cada uno de nosotros. Es decir, al final los transversales se convierten en lógicos partidos políticos con ideología.

Estos de abajo son algunos ejemplos de lemas (reales) de campaña presentados por partidos de España y de Iberoamérica, casi al 50%. Algunos lemas son totalmente transversales, que los puede emplear cualquier partido político. Sólo buscan movilizar a los suyos o a los indecisos sin decir nada. ¿Son vacíos? ¿Sirven para todos, con independencia de su ideología? ¿Son el futuro? Pues no lo sé. Lo iremos viendo.

”Servir al Partido para Servir al Pueblo”
“Primero la Gente”
“Sin Injusticias ni Privilegios”
“Un futuro para todos”
“España en serio”
“Libertad e igualdad con bienestar”
“Piensa en Grande”
“Conmigo la gente manda”
“Un País Contigo”
“No es lo mismo adoctrinar que educar”
“Si tú no vas, ellos ganan”
“Le toca al Pueblo, te toca”
“Sólo nos importan las personas”
“Cambia de chaqueta”
“No somos machos, pero somos muchos”
“Razón con corazón”

Julio M. Puente Mateo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...