18.1.15

No siempre es igual “uno de los nuestros”


Un concejal de CHA recibió una propuesta de una sustanciosa suma de dinero a cambio de cambiar el PGOU de la localidad y, no solo rechazó la propuesta, sino que denunció los hechos; un consejero comarcal de CHA paga con la asignación que le corresponde las visitas de los chavales y chavalas de su comarca a edificios del patrimonio histórico-artístico. Los vocales de CHA en Juntas de Distrito y Vecinales participan en cuantas actividades del Distrito pueden, dedicando tiempo y dinero personal, sin esperar nada a cambio. Cuando te lo narra, siempre quien lo recita termina diciendo: “claro, es normal, es uno de los nuestros”.

Pero lo que es normal en CHA, es decir, lo que se ajusta a la norma, no es lo que es normal en otros lares.

Veo un debate televisivo. En él, el candidato a la Alcaldía de Madrid por el PSOE, en un momento dado, le espeta al contertulio de Podemos: “tú estuviste en el PSOE, eres uno de los nuestros”. El periodista de un medio conservador lo reafirma: “sí, sí, estuvo en el PSOE, se fue porque no lo incluyeron en un puesto de salida en las listas electorales”. El representante de Podemos, con una demostrada incontinencia verbal, capaz de recitar de un tirón los típicos tópicos y “lugares comunes” a los que nos empiezan a tener acostumbrados los de su partido, como un alumno empollón que recita la lección memorizada sin crítica alguna, el hombre que habla sin parar como una radio encendida con las pilas recién puestas, calla. No sabe qué decir. Se queda descolocado. Y es lógico. Al margen de lo que significa abandonar un partido solo por no ir en las listas electorales, ser “uno de los nuestros”, no siempre es positivo.

Ser “uno de los nuestros” en el PSOE significa ser del partido de los “EREs”, ser del partido de Asín (el exalcalde de Mallén, imputado en el “Caso Naves” fervientemente apoyado por Lambán), de Carlos Escó (Viceconsejero del Gobierno Iglesias y, hoy, imputado por el “Caso Plaza”),….

Ser “uno de los nuestros” en el  PP significa ser del partido de Bárcenas, de Correas, de Camps, de Fabra, del partido de la “trama Gürtel”, de la “operación Púnica”, de Rodolfo Aínsa, ex presidente de la Diputación de Huesca e imputado en la “Operación Molinos” y un largo etcétera ominoso.

Ser “uno de los nuestros” en IU , significa ser del partido, por ejemplo, de Antonio Rodrigo, ex primer Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla e imputado en el caso “Mercasevilla”.

Ser “uno de los nuestros” en el PAR, significa ser del partido de la “Operación Molinos”.

Y así se podría seguir “ad nauseam” hasta completar una cartografía cercana a los 2.000 imputados y 170 condenados en 130 causas. De todos ellos, ninguno de CHA, que con 1000 cargos públicos en su historia no cuenta con ningún caso de corrupción. Los ha habido mejores y peores, pero todos y todas honrados.

Jorge Marqueta Escuer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...