23.1.15

¿Con qué criterios se han cambiado las adscripciones a los Institutos en Zaragoza?

Exposición Escuela Antigua en el Colegio Cándido Domingo
La falta de plazas escolares en Institutos públicos de Zaragoza se agrava en determinados barrios (sobre todo en la Jota, Barrio Jesús, Arrabal y Parque Goya) y la solución aportada por la DGA de ampliar las zonas de adscripciones de los colegios ha indignado a todas las familias pues supone tener que desplazar a los alumnos hasta cinco kilómetros, llevarlos fuera de sus barrios, a colegios con los que nunca han existido coordinación como sí existen entre colegios de la misma zona educativa y a centros sin bilingüismo o con bilingüismo en otros idiomas hasta los ahora recibidos.

Todo esto estaba hasta esta semana perfectamente coordinado, se había avisado por parte de los padres y de los responsables políticos de PSOE, CHA y IU en una moción aprobada en el mes de abril en la Junta del Rabal que no quiso aprobar el PP, para que se tomaran las medias oportunas, pero al final y a una sola semana de tener que rellenar las solicitudes se cambian los criterios para dividir a los alumnos entre centros de otras zonas y sin criterios que no sean puramente economicistas y de descoordinación total.

Por poner un ejemplo, hay casi un centenar de alumnos del Distrito del Rabal, con serios problemas económicos a los que se les quiere mandar al Portillo o a zonas sin autobuses urbanos. ¿Sufragará el transporte escolar la DGA? Mientras tanto y de forma urgente la FAPAR exige la construcción de nuevos institutos públicos y soluciones urgentes para el próximo curso.


"Hay suficientes plazas de instituto disponibles en Zaragoza. La flexibilización de las adscripciones va a dar más libertad de opción a las familias. El criterio de proximidad no puede ser el único. Se está trabajando en la planificación y se adoptarán las medidas necesarias", ha afirmado la Consejera de Educación, Dolores Serrat, este jueves en la presentación de la nueva distribución horaria en Secundaria con la LOMCE.

Con el cambio en las adscripciones de los colegios, a un niño del Arrabal de 11 o 12 años, del colegio Cándido Domingo o Tío Jorge y que vive en el Barrio Jesús, le puede tocar el próximo curso ir al Instituto Ramón y Cajal, en la plaza del Portillo, a unos tres a cuatro kilómetros de su casa. Hasta ahora los niños de estos dos colegios acudían mayoritariamente a la Azucarera, un centro que ya está saturado y al que a partir del próximo curso acudirán niños de más centros (se ha ampliado para los colegios de La Estrella, Marie Curie e Hilarión Gimeno).

"Las nuevas adscripciones no solucionan la falta de plazas en algunos institutos, como el Pilar Lorengar, y amplían el problema a más centros, como el Tiempos Modernos, Parque Goya o la Azucarera (todos en la Margen Izquierda), señalan desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR).

Las asociaciones de padres de los colegios Cándido Domingo y Tío Jorge entregaron una carta de protesta este jueves en la dirección provincial. Este viernes por la tarde a las 16,45 han convocado una reunión en el colegio Cándido Domingo con asociaciones de padres de la zona. Y el próximo martes habrá una asamblea, a las 17.30 en la plaza Albada.

Las familias de ambos colegios piden que se retire la adscripción de sus centros al Instituto Ramón y Cajal (de la zona escolar 5) y que se busquen soluciones urgentes ante el inicio del proceso de preinscripción el próximo lunes. Y a medio plazo reclaman la planificación y construcción de nuevos centros en la zona 2 (Arrabal-La Jota).

"Según los datos de niños escolarizados en los colegios de la Jota, Vadorrey y barrio Jesús, solo en esta zona se pueden quedar sin plaza en el Instituto Pilar Lorengar más de 100 niños. Y en otros institutos cercanos, como la Azucarera o el Pedro de Luna, también están saturados. Pedimos que se construya un instituto nuevo en el entorno de la Jota, Arrabal y barrio Jesús. Y, a corto plazo, nos parece adecuado que se instalen diez o doce aulas prefabricadas en un solar del barrio", afirma Juan Antonio Andrés, presidente de la asociación de vecinos de la Jota. Varias asociaciones proponen un solar municipal junto al colegio Marie Curie.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...