14.7.16

¿De verdad a nadie interesan unas terceras elecciones?

El PSOE tiene la gran responsabilidad de ser quien vaya a decidir (directa o indirectamente) la formación del nuevo gobierno en España. Tienen cuatro opciones, y a cual peor. Susto, muerte, miedo, osadía? Veamos sus posibilidades.

1/ Votar NO siempre a Mariano Rajoy. Esto nos lleva a unas terceras elecciones.

2/ Abstenerse en segunda investidura de Mariano Rajoy. Esto convierte al PSOE en el responsable de que Rajoy siga gobernando en España, y a perder moralmente el puesto de líder de la oposición. El abrazo del PP será el del oso furioso.

3/ Se ofrece el PSOE como alternativa al PP. Pero es imposible pensar dentro de los pesos pesados del PSOE, el gobernar asistidos por Podemos. Pues Podemos tiene que decir SI, no sirve con abstenerse.

4/ ¿…?

Efectivamente queda sin explicar la cuarta opción. Indirectamente también responsabilidad del PSOE, aunque el único que puede forzarla es el Rey, si no hay acuerdo. O tras escuchar consejos de rendición del resto de líderes ¿Y si se plantea como alternativa un candidato independiente (o casi) alejado de la política activa de hoy pero no de la política activa de ayer? ¿una persona ampliamente reconocida en Europa?

Creo que en estos momentos, entre el PP y el PSOE se juega a romper a los dos partidos “menores”, una vez que los grandes les han encontrado el punto débil. Y en esta batalla, ir a unas terceras elecciones les vendrían muy bien a los grandes en este palea callada. Por eso soy de los que piensan que aunque se repita todos los días mil veces que las terceras elecciones son imposibles de pensar…, las están pensando y muy en serio.

La sensación sociológica es que en unas hipotéticas terceras elecciones, aunque aumentara mucho la abstención por la desafección, los perjudicados serían los partidos nuevos, a los que pondrían como culpables de la ingobernabilidad actual.
—Mientras hemos sido dos, todo ha ido sobre ruedas, repartiendo los tiempos.

¿Hay soluciones? Sin duda con los actuales tres líderes políticos actuales NO. Dejo fuera a Albert, que cada vez pinta menos y está mirando sus heridas para que no se le infecten. Sin duda hay soluciones, que pasan por varios frentes, ninguna de ellas tendría que ser unas terceras elecciones, y que empiezan por la Mesa de las Cortes. Observemos su reparto y sabremos qué piensan de verdad.

¿Qué le interesa más al PSOE, de cara al futuro, entre las cuatro posibles opciones que he planteado?

Julio M. Puente Mateo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...