11.7.16

No debemos meter miedo desde la izquierda, sino soluciones

No es posible que cierta izquierda siga jugando a meter miedo, es de bobos creer que ganar elecciones, es algo que se basa en las ideas de los militantes de los partidos —y lo digo yo, que lo soy— pues los militantes somos cuatro gatos y necesitamos miles y miles de votos para lograr poner en marcha nuestras ideas. Somos partidos políticos y no Fundaciones políticas. Necesitamos someternos al examen de los ciudadanos. Y los votantes tienen unas ideas sobre la realidad diferentes a los militantes.

Por tener más información y analizar los temas políticos y sociales con distinto detenimiento, es posible tener las mejores ideas, ser (o creer ser) los más listos del mundo mundial, pero si no logramos que se las crean los que de verdad eligen, que son los ciudadanos, nos las podemos meter en el bolsillo y seguir creyendo que somos los mejores. Pero en solitario. No sirve plantear opciones, si antes no las hemos sabido explicar. Muchas veces en ese simple ejercicio de explicación, nos damos cuenta de las debilidades de las propuestas.

Escuchaba esta semana a Pablo Iglesias que había que salirse de la OTAN. Veamos, estimado Pablo, entrar fue un gran error obligado, lo admitimos como animal de compañía, incluso un engaño que desmovilizó y trajo el desencantos a una gran parte de la izquierda, pero con la que está cayendo ahora en el mundo globalizado y aunque suene muy bien salirse de la OTAN ¿quien nos obliga a tener que decirlo ahora? Salirse es imposible en todos los casos. Si acaso es posible cambiarse de sitio. La nada no existe en política. ¿A dónde nos vamos a ir? ¿quién nos va a permitir irnos a otro sitio?

Pero todavía hay algo técnicamente mucho peor. Los EEUU nos necesitan en la OTAN. Si salimos y dejamos las Bases despojadas de utilidad máxima ¿sabes quien se empezará a frotar las manicas para llevarse las Bases a su territorio? Efectivamente, si. Marruecos. ¿Y eso es inteligente para España? ¿Crees estimado Pablo que la sociedad española va a aplaudirte con las orejas tamaño idea? Que si, que yo también estoy contra la OTAN. Y contra trabajar los lunes y con que el teatro sea tan caro y con que las bibliotecas están vacías.

Pero una cosa es lo que yo quiera y otra lo que inteligentemente es posible e interesante. España está mejor —para controlar las barbaridades de la OTAN— dentro de la OTAN que si se encuentra fuera. Excepto que nos gobierne Aznar. Algo que por cierto muchos españoles estarían encantados que sucediera. Incluso más encantados que con don Mariano “el Quieto”.

Julio M. Puente Mateo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...