29.7.16

¿Es posible un acuerdo PSOE, Podemos, C's?

¿Es posible salir del embrollo en el que nos hemos metido los españoles, por votar como lo hacemos, no una vez sino dos? 

Pues si. Fácil no es, pero posible sí

La idea está apoyada por intelectuales y políticos, y es muy simple. Un Gobierno de Regeneración que sume a PSOE más Podemos y Ciudadanos.

Veamos algunos puntos de vista personales de este posible —y no imposible— acuerdo.

 El PP tiene 137 diputados (39,14%). La suma de PSOE más Podemos más C’s suman 188 diputados (53,71%).
 El PP obtuvo 7,91 millones de votos. La suma de los tres obtuvieron 13,6 millones de votos.
 El PP obtuvo el 33,03% de los votos válidos. La suma de los tres supuso el 56,81%

¿Tienen algo en común los tres partidos políticos?-

Sin duda la regeneración política de la España estancada. La voluntad política de que otro tipo de políticas es necesaria. Y sobre todo la de que se debe salir de este embrollo, por la falta de decisión del partido que más votos logró y que no desea ni negociar sabiendo que ya no tiene la mayoría absoluta, ni es admitido como compañero de gobierno por ningún otro partido del espectro parlamentario.

¿Cómo se pueden acercar posturas, dentro del inmenso agujero que en la actualidad les separa?-

Sin duda lo que les separa a los tres son sobre todo odios ideológicos sobre materias que hay que apartar en los principios de la negociación. Y se pueden apartar. La regeneración se puede hacer sobre la base de unos cambios pactados y suficientes, pues en el fondo hay bastante consenso, si retiramos el componente personal, el de enfrentamiento por parecidos espacios electorales, el de la construcción de alternativas al bipartidismo, no siempre aceptadas. No son enemigos, son contrincantes ante el futuro de una sociedad, que si ellos no se juntan, nunca llegará.

En los respectivos programas electorales de los tres partidos hay materias claramente parecidas. Estos deben darlos por consensuados. Hay materias con divergencias de forma, de matices y diferencias ideológicas, que hay que pulir y acercar, trocear y distribuir las responsabilidades en el propio reparto de cargos responsables. Y hay diferencias contundentes, claras e imposibles de resolver y acordar, y esas diferencias hay que aparcarlas para mejor momento. No es posible cambiar el mundo —y menos España si partimos de este momento tan complejo— en cuatro años.

¿Qué modo práctico de gestión de gobierno se podría intentar?-

Un Presidente y dos Vicepresidentes, uno para cada partido. Quince ministros, divididos entre 6 para el PSOE, 5 para Podemos y 4 para Ciudadanos. Dividir los ministerios en tres grupos por materias y entregar la gestión de cada grupo a un partido político determinado. Y acordar el respeto máximo a las tareas de cada ministerio, dando una cierta libertad de acción entre ellos, tras una explicación clara a la sociedad de este respeto institucional y de eficacia. Ejercer de coordinador de las divergencias el Presidente y sus dos Vicepresidentes. Los dos Vicepresidentes deberían tener la representación máxima de las tareas de sus propios grupos de ministerios, luego uno de estos grupos debería dedicarse a las gestiones más sociales, y el otro grupo a las más representativas en cultura y exterior, dejando al grupo del Presidente las tareas económicas y de inversión.
Definir que los nombramientos de segunda línea en medios de comunicación o empresas públicas se harán primando el nombramiento directo de personas independientes.

También se podría diseñar con 12 ministros (6, 5, 4) e incluso con 9 ministros (4, 3, 2).

Plantear una legislatura a cuatro años, y firmar que en cuanto dos de los partidos presentes en el acuerdo solicitaran unas nuevas elecciones, se disolvería el actual Parlamento.

Incluso se podría dejar gobernar solo a un partido político o a dos partidos políticos, con el apoyo inicial de los tres partidos políticos, aunque esta fórmula nos garantiza menos seguridad a la hora de realizar reformas de calado.

¿Es imposible que los tres partidos se pongan de acuerdo en un programa de mínimos, que se puede ir convirtiendo en un programa válido e incluso de mucha más enjundia?-

Es muy complicado por las reticencias entre los extremos. Ni Ciudadanos ni Podemos quieren saber nada de las políticas del otro. Pero en realidad esto sucede con “algunas” políticas que habría que apartar o matizar. Es sencillo suspender la idea de un referéndum para Cataluña. No lo quieren ni los propios catalanes. Mucho menos sencillo es que Podemos acepte las políticas económicas y laborales de Ciudadanos, y aquí hay que hacer un clásico cambalache. Suena fatal, pero es mucho mejor eso que un gobierno del PP en una minoría extremadamente débil. ¿Para qué nos sirve en estos momentos un gobierno sin ningún apoyo en el Parlamento? Para gobernar por decreto un año y esperar una moción de censura, pues los acuerdos se deben realizar antes y no después.

¿En qué beneficia a los tres partidos esta decisión de ir juntos a un Gobierno de Regeneración?-

Sin duda esta es la gran baza para lograrlo. Ellos en sus organizaciones necesitan que no haya unas terceras elecciones. Sobre todo en Podemos y Ciudadanos. Al menos en el cortísimo plazo. Necesitan “tiempo muerto” y demostrar que pueden gobernar. Y aprender a gobernar. En el actual momento diabólico están condenados tanto Podemos como Ciudadanos y Pedro Sánchez con su equipo, al infierno.  

¿En qué beneficia a España un Gobierno de Regeneración?- Y este apartado lo dejo para el último lugar, pro propia decisión.

Ante Europa hay que demostrar que el Gobierno de Regeneración suma al menos un 54% de los diputados y no un escueto 39%. Si demostramos unidad política de acción, al menos de puertas afuera de la Moncloa, el respeto será suficiente y las posibilidades de resolver problemas muy grandes. Problemas tenemos para regalar, no los voy a enumerar. Cualquier acción que se encamine a un Gobierno fuerte con caras nuevas y capacidad de demostrar que España es mucho más que un sistema de picardías, tiene la mitad de las puertas abiertas en par en par. Lo que menos le interesa a Europa es la actual situación de España, y a continuación un gobierno en España que no sirva.

Julio M Puente Mateo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...