18.2.17

La economía de Mequinenza y el uso de los Miner

Se reparten los fondos Miner 2016 a empresas y ante la estupefacción de los alcaldes de los núcleos mineros de las Cuencas y Sierra de Arcos más deprimidos, con su población a la mitad respecto de la de los años 80, les tocan a iniciativas de Alcañiz o de Fraga.
El Alcalde de Ariño con su balneario, en el que estuve el otro día cerrado, explica que, claro, no acuden iniciativas empresariales ni siquiera en forma de nueva restauración o panaderías a municipios en trance de profunda depresión. Donde no hay usuarios…
Mina-museo de Mequinenza, excelente iniciativa como la de Utrillas

Pero algunos hechos contradicen sus palabras. Como la adecuada industrialización y apuesta como municipio-restaurante popular de calidad de Albalate del Arzobispo.
O la pujanza económica de Mequinenza. Donde existe industria catalana radicada como va a estarlo en Épila, como es la que ha salvado en parte Utrillas en las Cuencas (embutidora Espuña), como es la que anuncia incrementos de plantilla y nuevas instalaciones en Fraga. Es un fenómeno que creemos político y sobre el que deberemos volver en profundidad. Con los polígonos de la autovía Huesca-Lérida en trance de quedarse cortos de espacio.
La reacción del pueblos de la Cuenca Minera es de indignación, entendida como impotencia ante de que si a un empresario externo le financian ir a Fraga o a Estercuel optará por el primero…
Pero es una pataleta hacia fuera que no explica del todo la situación.
Además de los casos de Moncada o Raúl Agné, algo tiene ese enclave, el ejemplo colectivo de superación de Mequinenza de la reconversión minera –no tan bien comunicada la población- esta allí.
Vista de Mequinenza y su castillo del magnífico pintor de la localidad Miguel Ibarz, criado en Barcelona
Con una gran gestión de sus gobernantes, tradicionalmente de IU, tenemos un municipio con una economía diversificada, con una apuesta por la cultura por encima de su población, con un centro de FP adaptado a sus nuevas demandas de trabajo –que nunca es lo de menos-, con unas instalaciones de embarcaderos que permiten la navegabilidad del Mar de Aragón por clubes de regatas o pescadores de todo el mundo… Todo ello creemos que hará posible que Zaragoza oriental y el Cinca Medio incrementen su población, que de momento mantiene y feliz.
Sobre todo en un municipio antes minero e industrial cabe destacar su vuelta a la economía de servicios pero también a un sector primario de enorme calidad que ha surgido de la casi nada. El aceite de Mequinenza y las cerezas y melocotones plantados en las abruptas laderas de su pantano con microclima propio, se están consolidando entre los mejores del mundo.
Hacienda Iber lleva años siendo premiada por sus aceites arbequinos pero también de empeltre.
 Fruit Diamond de Mequinenza, destaca por sus cerezas excelentes como las del Jalón pero, por el microclima apuntado, su precocidad en salir al mercado. Primeras de España y Europa a campo abierto. Las laderas del pantano impiden heladas y mantienen con sus boiras temperaturas bajas por niebla pero constantes. Con muy adecuadas insolaciones.
Estos logros no son exógenos, requieren también pese a los impulsos públicos de la fe e iniciativa interna de las poblaciones implicadas.
18/02/2017 Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...