26.8.16

Un mejor urbanismo en pequeños municipios aragoneses. Ideas

Sección inspirada y, por ello, dedicada a Josep Jaume Novillas, José de Romaldo, al que le van a asfaltar hasta la abrasión el callizo irregular con recovecos, servidumbres de paso a cada corral, que tanto ha embellecido su padre.
1.- LOS CALLIZOS NO SE DEBEN URBANIZAR COMO CALLES
Aunque medie una subvención que haya que gastar… Aquellas conexiones entre corrales generadas en municipios pequeños aragoneses por pura cesión de propietarios que los tienen escriturados, no deben urbanizarse sino mínimamente, con la menor agresión paisajística.

De la peculiar iglesia románica de Majones, alejada de su casco urbano, parten cuatro callizos con murete de piedra. Convertirlos en calle cementada afectaría por completo a la perspectiva de la iglesia
Deben ponerse en valor sus recovecos, su irregularidad, su carácter zen –hechos y consentidos poco a poco por distintas generaciones- no apostando como en los mini jardines rurales por hacer mini Versalles.Nuestros núcleos serán más bellos cuanto más rústicos.
Solo los caminos más anchos hacia cementerios, hospitales –paradas de autobús en Sobrarbe y Serrablo- tienen verdadera vocación de futura calle.

Ejemplo de famoso callizo-plaza ansotano. Piedra de río y no cemento. Ejemplo más auténtico de su singular urbanismo
En el resto, que haya hierba que mantengan rasas las gallinas. Y que se nos deje respirar haciendo jardines sobre lo público que regaremos los vecinos. Los que tenemos verdadera vocación de hacer contribuciones personales, que antes eran obligatorias.
Basta de cemento por todo. Donde allá irregularidades que se mantengan, como en las imposibles medianeras de Ansó donde cada casa se separa de la del al lado para que caiga la nieve.
Y volvamos al uso de pedreguilla de río en Huesca o de piedra caliza o rodena en Teruel. Para que por poco dinero nuestros pueblos tengan más encanto.
24/08 Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...