13.3.17

Visiones de Aragón: Universidad San Jorge

Visiones singulares de Aragón: Universidad San Jorge - Villanueva de Gállego.

No me gustó la idea, no me gustó lo que se entregó a cambio para ejecutarla a cambio del coste trucado de hacerla, cheque al portador, dificultades para la concurrencia prevista en la ley, convenios ad hoc de un folio, expedientes de ruina de 100 folios. Desproporciones…

Faro para navegantes del nulo uso de la autonomía municipal, de la Constitución como mito inaplicado. La sumisión de los alcaldes a los grandes poderes fácticos de partido para repetir, para colocarse, para subsistir en un ejercicio de falsa independencia...
La renuncia a priorizar como públicas determinadas titulaciones, propuesta por un Gobierno de Aragón socialista con ramalazos de centro derecha. Declarando de interés general una falsa iniciativa privada.

Acompañada por la subasta encubierta en que participaron todos los municipios del hinterland zaragozano, en un caso Romareda 2, por albergar esta infraestructura metropolitana pero…

El otro día fui a tomar un café al bar del Rectorado. Los árboles han crecido. La vista-balcón a la vega del Gállego y Aula Dei con una luz de mañana de cierzo, realzando el emplazamiento elegido en meseta de mallacán aireado, era inmejorable.

Han crecido las moreras y pinos bien cuidados de los entornos de las facultades públicas municipales cedidas en uso. Su porte matiza la gran arquitectura limpia y funcional Bauhaus de los edificios. Se ha hecho un airoso centro de estudiantes, ya con recursos no ajenos… Hay una importante presencia de franceses estudiando educación física para conseguir –pero he pensado comprar…- resultados académicos más factibles que en Pirineos Norte.

La verdad es que es un campus magnífico para el cumplimiento de su estricta función, sin darle más vueltas a su origen o financiación. Ni a sus calificaciones como Universidad, progresando poco adecuadamente.

Si no lo habéis visitado, perderos una mañana o id a comer. Que lo haréis a precio universitario. La plaza conformada por las primeras facultades tiene un aire regio samarkando con determinada luz, parece talmente la icónica plaza Registán. Muy airosa y bien resuelta la proporción de cada edificio.

El interior del bar del Rectorado, hormigón pretensado, lamas de madera y un jardincillo interior seco con cuatro moreras, es un ejemplo de qué se puede hacer con la tradición zen pasada por el talento arquitectónico mediterráneo. Fusión increíble.

No he encontrado imágenes, os acompaño la última facultad, Ciencias de la Salud, desde el terraplén de gravas que genera el balcón para disfrutar del Bajo Gállego, Aula Dei y, allende la huerta, la Sierra de Alcubierre.

Acercaros en Bici por San Juan con un libro. Leed un rato con un poco de brisa viendo, incluso en verano, esa franja mínima de Holanda que presenta el regadío maduro de Zaragoza en ocasiones.

Ese viaje que puede hacerse, semejante a recorrer Flandes durante 10 minutos hasta llegar al Aeropuerto.

10/03/2017 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...