15.3.17

Resultados de Smagua 2017. Noria de Velilla

Visiones singulares de Aragón: Noria de Velilla de Ebro.

Si de algo puede presumir Aragón en su medio rural es de muy buenos herreros. Que han devenido en constructores de relojes de iglesia –Pallás de Lascellas-, brabanes caseros adaptados al mallacán o naves industriales demandadas en Navarra –Lanau y Torralba en Berdún-, remolques –Beguer de Estadilla-  o tolvas para alimentación de ganado como varias empresas de Binéfar.

Industrias maduras, sí, pero pegadas al territorio y generadoras de unas unidades o decenas de puestos de trabajo fundamentales. Mantienen de por sí varias familias en cada núcleo. Sumemos a ellas las empresas de la construcción venidas a más como Vidal de Graus, Sumelzo de Ejea, Pellicer de la Almunia… Varias especializadas en construcción aplicada a regadío.


De la necesidad y las subcontratas de las grandes nacionales, Aragón como Tudela han hecho virtud y no es casualidad que la única feria internacional sobre aplicaciones e infraestructuras de regadío se desarrolle con éxito y altísima ocupación en Zaragoza. La FIMA lleva la fama, otras ferias cardan mejor lana.

Sumemos a ello el esfuerzo del CITA de Montañana, investigando siempre en semillas resistentes y eficiencia en nuevos regadíos en fincas piloto.

Israel, California y Aragón somos punteros en esta materia. Nuestra tecnología, con agua desalada y altos costes ambientales genera frutales en Qatar u Omán. China, con la cuenca del río Amarillo cercana en pluviometría a la del Ebro, es el principal mercado mundial de novedades en su slalom hacia la soberanía alimentaria.

Por otra parte, las ferias especializadas son un escaparate en casa para nuestros empresarios y un punto de encuentro en Zaragoza, ciudad tranquila, que aúna reflexión y ocio en forma de jornadas. El hospitalario Aragón es un buen lugar para comunicarse, ya de por sí.

La Feria de Muestras albergó nada menos que más de 500 expositores –a su vez más de la mitad internacionales- cuyo eje temático es el tratamiento y reutilización del agua: desde su captación, a su transporte, automatización… y uso hidroeléctrico, las minicentrales de las que hablaremos.

Bien, hasta ahí la historia. Hablemos de los aspectos que más me han llamado la atención en 2017:

.- Micropantanos: el concurso de infraestructuras se lo ha llevado una ejemplar obra de laminación de avenidas en Jaén. Un micropantano de cantos rodados que genera una pequeña lámina de agua para regadío de olivos. La opción japonesa: cada valle regando con un hectómetro cúbico por gravedad. Sentido común.

.- En esa misma categoría resultó premiada la rehabilitación de noria que acompañamos. La alucinante noria-molino-minicentral de Velilla de Ebro.

.- De entre las 26 novedades tecnológicas con patente, dos aragonesas: Contazara y su contador de consumo mediante ultrasonidos, para avanzar en las lecturas y útil mediante comunicación a móvil para determinar si se ha regado, cuánto y si hay fugas, e Iverna 2000, que ha presentado escalera de plástico no deslizante para puertos que elimina la corrosión por salitre. Ambas empresas sitas en Zaragoza pero que podrían estar en cualquier  cabecera comarcal aragonesa.

15/03/17 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...