17.3.17

Alimentos de Aragón: jamón de ternasco de Cantavieja

Alimentos singulares de Aragón: jamón de ternasco de Cantavieja. Tierra y libertad.

Seguiremos insistiendo, determinadas producciones consuntivas de espacio pero respetuosas con el medio ambiente en el medio rural deben desarrollarse.

Como las industrias agroalimentarias, cuestión respecto de la cuál la instalación de Guissona-Bon Àrea es paradigmática. El Bajo Jalón alberga expectativas de esta segunda fase de la implantación de la multinacional leridana en Aragón. Cuya primera fase le habrán contado bien a Lambán en Ejea, con unas consecuencias en creación de empleo que darían para un comentario algo crítico.

En esta entrada nos congratulamos de un proyecto que exportará una fundamental parte de su producción al mercado árabe gourmet. Intentaremos que nos salga una copla lorquiana en homenaje, es primavera en Aragón, será en mayo en Cantavieja.

Arroyo pleno, esparce el duro invierno

Impulsada por su clima espacial, su relación con la próxima Castellón –que fue Objetivo UE 1 y en Morella desarrolló un intento de industria cárnica que supliera a la tintura de Levi’s- hace de determinadas zonas del Maestrazgo otra puerta de entrada mediterránea. No existen fronteras con el Reino de Valencia, en todo se coopera.

El último niño sonríe, la flor del almendro le acompaña y bendice

Además, los vientos de poniente y su proximidad al mar han generado en esta comarca nevadas tardanas. A falta de tanto frío como antes, el Maestrazgo siempre ha sido una comarca donde comer bien chacinas bien curadas era posible, incluso en el frente de “Tierra y Libertad” de Mirambel. El queso de Tronchón se encuentra avalado por el propio Cervantes en el Quijote.

Sierra quemada, el Cid la recorre y se desgarra

Esa tradición, el especial clima y una singular idea de desarrollo exógeno, ha creado en instalaciones de secado históricas –cualquier falsa ventilada en clima frío lo es- la implantación de un secadero halal, denominado “Al Andalus Tradition Tirwal”, de secado de ovino. Auspiciado por un bilbaíno “nada arraigado” afincado en Mirambel, harto de trabajar para otros. Está creando y aumentará empleo.

Cecina dura, colgada en la masada aún resuda

Utilizan para ello jarretes exclusivamente de rasa o roya bilbilitana. Produce el magnífico jamón pero también paletilla o panceta curada que permite un acercamiento organoléptico a estos productos en Doha o Qatar. Es una idea brillantísima. Visitad la bellísima web de la empresa, ejemplo de imaginación sin límite desde Cantavieja.

Oveja tuerta, su leche sólida al pueblo alimenta

MARIDAJE.-
La cecina, pero en realidad jamón curado de cordero, de Cantavieja con queso de Tronchón y pan de Aguaviva, la pasaría con –en mi opinión- el mejor vino del mundo. La garnacha ecológica de Murero, proyecto de garnachas viejas primero en Aragón, revelación con Coto de Hayas de todo un mundo por descubrir, el fascinante Vinae Mureri. Por desgracia no fue rentable pero aún hay alguna botella por ahí.


Cantavieja estremecida, Orwell y Cabrera bajan desde su guarida.


16/03/2017 Luis Iribarren


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada