3.3.17

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza firman un primer acuerdo sobre Ley de Capitalidad

Se podrá estar de acuerdo o en desacuerdo con la letra final y real del acuerdo, con la transparencia de las negociaciones, con la falta de participación de grupos diferentes al PSOE de la DGA y ZeC del Ayuntamiento de Zaragoza, pero de lo que nadie tenemos duda es de que el acuerdo era muy complejo y también muy necesario. Y de que no se podía dar un mal acuerdo donde el grande aplastará al pequeño con bombones envenenados. A partir de estas notas, nos falta leer el contenido con calma, ver los pros y contras, que los habrá, y empezar a felicitarnos porque Aragón haya sido capaz de lograr un acuerdo. Al menos un acuerdo. Que eso ya es importante en sí mismo.

Lambán y Santisteve han firmado un primer acuerdo para la Ley de Capitalidad entre el Gobierno de Aragón y la ciudad metropolitana de Zaragoza, que dota con ocho millones anuales el fondo de capitalidad y otros casi catorce millones iniciales (tendremos que leer con calma la letra pequeña) en un convenio bilateral económico-financiero

Ambos dirigentes han subrayado la estabilidad financiera y competencial que facilitará la autoorganización municipal, y esto me da miedo pues el gran problema de lo que planteaba Rudi desde el PP se basaba precisamente en algo parecido. Una gran ciudad necesita unos ingresos fijos y conocidos, que no dependan de la marcha de la gestión del gobierno, pues si no el problema se convierte en tener que quitar o poner servicios, según lo bien que gobierne el gobierno territorial de turno y no de la forma de gobernar del Ayuntamiento de la gran ciudad.

“Zaragoza en modo alguno es un problema para Aragón; es un elemento muy positivo por ser un motor económico, político y cultural de la planificación del futuro de la Comunidad Autónoma y este acuerdo es bueno para los zaragozanos y para todos los aragoneses”, ha señalado Lambán, y este concepto hay que de una vez por todas no solo desterrar sino metérnoslo todxs lxs aragonesxs, entre pecho y espalda.
 
El proyecto de Ley contempla 7 títulos, 50 artículos, 3 disposiciones adicionales, 5 transitorias y 3 finales. Entre las especialidades en materia competencial, se recogen las de Ordenación del territorio, Urbanismo, Patrimonio Cultural, vivienda, medio ambiente y cambio climático, residuos domésticos y comerciales, Protección civil, Transporte, Comercio, ferias y mercados, Deporte, Servicios Sociales, Voluntariado cívico, Acción social en materia de drogodependencia y otras adicciones, Infancia y adolescencia, Juventud, Educación, Espectáculos públicos y actividades recreativas, Turismo, Consumo, Energía, Industria, Telecomunicaciones, Solidaridad y Cooperación al desarrollo y Fomento del empleo.
 
Julio Puente
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...