4.12.15

La importancia histórica de Fonz, capital ilustrada de la Ribagorza

¿Por qué Fonz ahora? ¿Qué pasará con Daroca, con Sos y Uncastillo, con Ayerbe, con Tamarite, con Graus en menor instancia, con Montalbán o Illueca? Incluso con Alagón, Sástago o Sariñena, absorbida su vida o su población joven por Huesca y Zaragoza, pero núcleos en todo caso con un singular e importante urbanismo medieval-renacentista.

Cómo mantendrán las que fueron cabeceras de reconquista y comarca de Aragón pero ya no lo son en la actualidad sus servicios médicos y educativos ante la crisis de natalidad. Las comarcas las han dejado un poco en evidencia.

Cuestión similar acontece con Ripoll, con Solsona, con Sineu en Mallorca –la vida desplazada a Manacor y la costa-, con Requena o Utiel, incluso con Morella o Segorbe en los otros regnes de la Corona.

Por todo ello, me ha gustado la entrada y la visita de Soro y Marqueta a Fonz.  Ha sido, en mi opinión, una visita inteligente, ilusionante y una nueva apertura a otras formas de gestión del turismo de interior y, en cualquier caso, de un cuidado necesario del orgullo aragonés, por conocimiento del patrimonio no tan visible.

Como me agradó en su día la doble capitalidad de La Litera con la elección –pero tiene que ser acompañada de subvenciones especiales de rehabilitación- de Tamarite como corazón histórico de La Litera. Grandes o menos grandes desconocidas, es una inteligente apuesta decantarlas como se hace en Francia por ofertar servicios de restauración o culturales ligados a su ingente patrimonio, tan difícil de mantener y tan emparentado con familias que ya no residen en la localidad y que, al no haber podido participar en permutas y demás pelotazos en localidades con un urbanismo muerto, acaban como en el caso de casa Ric por cederlo.

Arcada renacentista y vistas hacia Monzón y al jardín de casa Ric-palacio de Valdeolivos
 No se pueden descartar casualidades para desarrollar una de estas localidades, como en el nacimiento en Alcampell de Duran Lleida o la pujanza de Chelats Sarrate. Pero, en mi opinión, está claro que Fonz representa un valor simbólico para la recuperación de activos que, ni siquiera como Benabarre, nunca se atraviesan. Y menos se va de propio.

De importancia capital en la historia de Zaragoza, un focino con importante viario dedicado: Pedro María Ric, del que deberíamos extendernos en artículo independiente. Los Ric, Otal y Valonga –importante vino de Alcolea de Cinca- formaban asimismo parte de la Real Maestranza de Caballería con sede en la calle Dormer.

Pero en mi recuerdo de Fonz queda la magnífica biblioteca-archivo del palacio sede de la Baronía de Valdeolivos, Casa Ric, que habría que poner en valor en virtud de su donación al Gobierno de Aragón y que aborda temas tales como la importancia histórica de Fonz, no muy distante a la de Monzón, que dio lugar al surgimiento de una incipiente industria alcoholera, emparentada con la Alcoholera del Rabal que estaba sita en San Juan de la Peña.

Y, sobre todo, labor continuada con posterioridad por el profesor Torralba, la colección de Enrique Otal, barón posterior a Ric, de objetos orientales por su condición de embajador… La curiosidad fomentada e impulsada por sus amigos y convecinos Azara de Barbuñales y que tanto contribuyó a la visión amplia sobre política y sociedad que entiendo seguimos teniendo como patrimonio los oscenses. Otro PSOE, poco PAR… Así como un último e inteligente consenso que viene de nuestros ilustrados antecesores y por la proximidad revolucionaria a Francia y la abundancia de libros que supuso. Fonz, capital ilustrada de la Ribagorza.

Luis Iribarren 02/12.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...