19.11.15

Otros Aragón en el mundo: región de Mendoza, Argentina

Tras haber recorrido ciudades de algunos continentes, faltan algunos objetivos por visitar. Parajes aragoneses por aspecto, ciudades ventosas y secas con duras condiciones climáticas que subsisten gracias a cercanas aguas montañosas. El que aguanta el clima de Mendoza.

En la cordillera de los Andes, a partir del centro de Chile, pues antes sucede a la inversa y genera el desierto de Atacama y Perú hasta Guayaquil, el efecto Föehn deja el agua en el país mapuche. En el que por razones climáticas tan a gusto se siente su inmigración alemana criando las mejores manzanas del mundo. A Argentina el viento ya pasa seco y es sabido que dicho fenómeno genera una inabarcable pampa hasta el mismo Atlántico.

Excepción a dicho paisaje, la ciudad de Mendoza es un oasis irrigado de altura cuya área metropolitana es semejante en población a Zaragoza y el valle del Ebro.

Ciudad rica y con una importante base industrial, comercial y turística, por encontrarse en el camino Buenos Aires-Santiago, Mendoza ha servido como puerta del Aconcagua por la parte argentina. Y no está demasiado lejos de los principales atractivos montañosos de Argentina: el emblemático monte y los lagos de Bariloche, la Jaca sudamericana.

Por si faltaban pocas relaciones, el Sr. Robert Parker ha puesto todavía más en el mapa de la enología mundial los fragantes y minerales vinos basados en el Malbec –uva mala en Francia-, vinos criados en la frontera climática de la helada excesiva como los Calatayud, cercanías de Veruela, vinos de la Puebla de Castro y determinados Cariñena. Como nuestros vinos, los Malbec reciben altísimas puntuaciones por su parte y provocan la exportación de altos porcentajes a marchantes norteamericanos.

Este man, al que Borja le debe su enorme relanzamiento vinícola en mercados de vinos de calidad, es dado a apreciar los vinos golosos, con cuerpo y apenas atemperados en barrica. Vamos, sin gusto a madera. Entre sus favoritos y los míos, el vino de Borja, de Calatayud de frontera y de Mendoza. La garnacha y el malbec no son tan manipulables sin perder personalidad. Este sujeto donde cae con su hisopo hace más por el desarrollo rural que todos los leader juntos.

Además de que son vinos que, como el blanco de Salta o el vino blanco de Patagonia, ya podemos degustar fácilmente en esta Zaragoza global que se aproxima cada día más al cosmopolitismo de Mendoza. Para el que no quiera gastar en ello, los vinos chilenos económicos son una buena aproximación y provienen del mismo suelo al otro lado de los Andes, en su otro Somontano.

El Aconcagua y su paisaje de otoño primaveral acompañan este artículo como si de una estampa de nuestro Moncayo se tratara. Procede un fragmento del Martín Fierro como colofón. Por motivos obvios y por si nos lee,  hay que dedicárselo al compañero Echenique:

"Los hermanos sean unidos porque ésa es la ley primera, tengan unión verdadera, 
en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean los devoran los de ajuera"
"Bien lo pasa hasta entre PampasEl que respeta a la gente. El hombre ha de ser prudente.  Para librarse de enojos. Cauteloso entre los flojos. Moderado entre valientes"

Luis Iribarren 17/11.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...