13.9.16

Otras Averly en el mundo. Averly podría ser Patrimonio de la Humanidad.

Hemos asistidos estupefactos al final anunciado de Averly en Zaragoza ¿Por qué no hemos sido capaces de trabajar mejor este asunto desde las instituciones? Mi querencia por la arquitectura industrial la conocéis. Mi primera entrada fue un homenaje a Terrassa, a la Fundación Aymeric. Un lugar que visitaré hasta que muera gracias a Irene Mimó. Me falta visitar con ella el singular teatro modernista de Terrassa. Habrá un día.
Averly resiste cualquier comparación. Lo decimos todavía en presente…
Pero no solo esta localidad recupera patrimonio y no lo pierde. En ocasiones de menos valor que nuestra pionera fundición de elementos urbanos: de farolas, tapaderas y elementos que embellecieron tantos escenarios.
Factorías de esa singular relevancia están catalogadas como Patrimonio de la Humanidad. Os presento dos ejemplos a continuación.
Municipio e hilatura de seda Tomioka. Primera en Japón en serie.
El primero de mi querido Japón es la Hilatura de seda Tomioka de Paul Brunat, 1872. Cuando Japón se abrió a Occidente tuvo que importar técnicos al principio (véase El Último Samurai). La acompaño del abigarrado ambiente urbano japonés, que pronto verá Pili Mimó.
La fascinante Fagus Werk, antecedente de todos los edificios de oficinas representativos. 
Agapito no ha inventado nada, lo ha hecho peor y…
Otro fascinante ejemplo de patrimonio industrial protegido es Fagus Werk, de Max Gropius, padre de la Bauhaus y la protección oficial. En realidad su parentesco lo podemos establecer con la empresa de Ascensores Schindler. Está en Alfeld, centro de Alemania y es una fábrica matricera, de moldes como Averly.
Seguiremos con este homenaje comparativo a Averly, para concienciar a todos los socialistas y firmantes de convenios urbanísticos oscuros que podamos y que sepamos.
28/08 Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...