28.4.16

Lluvia Púrpura. Los colores de Aragón


Se nos murió Prince. Desde luego ninguna relación tuvo con Aragón aparente, ningún parecido como Bowie con cierto alcalde ya no engominado, ya con el flequillo al viento. Ventanillas bajadas de los autobuses a pleno rendimiento, llega el verano. Vino a tocar a Zaragoza como tantos. Ocupó cajones enteros de Linacero, eso es todo.

Tampoco el Minneapolis de Prince y Dylan –mulato muy claro y judío en el paraíso de los nórdicos americanos, en la región americana que menos condenó a Hitler, por no decir que lo apoyaron vía Lindbergh,  por el origen de su emigración- tiene relación alguna con Zaragoza, salvo que la atraviesa el Mississippi cerca de su nacimiento. Minnesota es un reino de valkirias húmedo y lacustre. Aunque a mí me emocionó mucho ver Fargo, de los Coen también de Minnesota. Algo tiene esa tierra como Aragón que…: Son somardo-judíos.

Los colores de Prince: flor de azafrán en Monreal (Teruel) y violeta propia de Ordesa.

Pero Prince, sus letras y su imagen nos volvió del revés a los no heavys. Inundó de baile y melodías finas nuestras noches en Zumalacárregui, en la calle Bellido de Jaca, en el Novecento de Binéfar, en el tubo de Huesca, en las zonas de Alcañiz, Ejea o Teruel. Estas calles también son Aragón, puede que mucho más que su PIB y su deuda.

Volviendo a Prince, su imagen era posible y probable a diferencia de la de Michael –Jackson-. Así que vamos a homenajearle y llenarle de púrpura aragonesa. De nuestra querida flor de azafrán y del azulete característico de nuestras ventanas, tan aragonés y tan usado como aislante. Mi generación está de luto. Aunque se nos consumen los ídolos con más lentitud que lo hicieron los juguetes rotos de los 90: Oasis y Nirvana.

Azulete aragonés. A Prince le encantarían nuestros pueblos abandonados.

Vaya un poema del Príncipe, Prince Rogers Nelson, para finalizar.

Mi favorita era “When doves cry”- Cuando las palomas lloran, me gustaba que fuera la música tan sincopada y rasgada en el riff de guitarra del estribillo.

Sueña, si puedes, un patio                        Un océano de violetas en flor
¿Por qué nos gritamos uno al otro?  Así es cómo suena Cuando las palomas lloran

Dream if you can a courtyard                                 An ocean of violets in bloom
Why do we scream at each other      This is what it sounds like   When doves cry

Le mandamos nuestras flores y violetas a Prince, en el corazón de tantos de nosotros.

19/04 Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...