30.3.16

Lechago sí que tiene quien le escriba

Para Salvador y Luis Alegre Zahonero, excelentes convecinos y tertulianos del Barrio Jesús.

Se cae la torre mudéjar de Lechago. La torre no tiene quien le escriba. Pero denuncia la sin par Asociación de Amigos de Lechago —integrada entre otros por Luis Alegre, al que dedicaremos una entrada de aragoneses—, la contradicción de que se invirtieran 40 millones de euros en un pantano todavía sin uso y la torre se caiga por faltar algunas decenas de miles a tal efecto.

La verdad es que la torre es un bellísimo pero sobre todo singularísimo ejemplo de mudéjar —declarado Patrimonio de la Humanidad— y que solo por el hecho anteriormente expuesto ya debería contar fondos del Gobierno de Aragón para salvarla de su abandono. La imagen que hemos elegido la proyecta y relaciona con su entorno arcilloso, también no en vano color ladrillo. Hemos elegido otra del Diario de Teruel donde se advierte su mal estado de conservación, el peligro que supone la caída de ladrillos y su precioso remate octogonal en una torre de base cuadrangular, aspecto curioso que no tantas torres tienen.


Pero volviendo al agravio comparativo en el que me hace pensar –comparándolo con la gestión navarra de su Patrimonio- la situación de esta torre, del Palacio Fuenclara, de la Imprenta Blasco, de la iglesia parroquial de Majones (Jacetania)… este agravio en este caso se encuentra reforzado, como denuncian desde Lechago, por la faraónica inversión sin restitución alguna hecha en su día en la construcción de un pantano cuya agua nadie pretende usar en este momento. Restitución que al menos tendría que haber supuesto la conversión de la localidad en un polo de desarrollo de turismo de calidad, con su iglesia como hito más significativo.

Hay que hacer el seguimiento por su mala ejemplaridad de este tema, así como de la diversificación de Calamocha en otras actividades productivas. Cuestión lógica y deseable para el conjunto de Aragón, puesto que la comarca tiene todos los huevos puestos en una industria cárnica de cantidad y calidad que ya va bien, y en una hostelería que la representa. Y ya se dieron un buen susto y ulterior salvamento de todos los aragoneses de su industria monocultivo referencial: el matadero Oscar Mayer de nuestras pasadas entretelas, ¿verdad Aliaga? Mucho nos marearon la perdiz con este asunto y los avales… (no sigo)

También es conocida la localidad por un avatar: la cesta de navidad regalada por uno de sus bares y que hay que declarar a Hacienda para sorpresa de los afortunados ganadores. Hemos mostrado en mi sección sus chopos cabeceros del Jiloca, su importancia en la Ruta del Cid…

Pero ahora toca hablar un poco de otro discutido  proyecto estrella —como los jueces; qué yuyu— que cambiaría según sus impulsores, con el reforzamiento del turismo de aves de Gallocanta, la vida de la comarca. Es raro lo poco que sabemos en Aragón de esta iniciativa, no como en el tema Ontiñena-ciudad casino.

Me refiero al Proyecto “JILOCA LAGUA”. Concebido por empresarios de Calamocha y diseñado por el arquitecto Tomás Guitarte. Habrá que hacer su seguimiento. Nacido de la nula necesidad del agua del pantano para usos de riego en Daroca y Calatayud (¡¡¡¡) es un proyecto que, pasado el correspondiente impacto –aunque el mismo ya está hecho-, puede aprovechar los Fondos Especiales de Teruel para crear un paseo circular al embalse de forma inicial. En el futuro vendrían los otros usos recreativos y puerto deportivo, una vez reconducidas las concesiones de agua correspondientes por la CHE, se supone.

Este proyecto tiene parangón en el descubrimiento de la Loteta como campo de regatas y para windsurf… Ya que el daño está hecho, busquemos ideas para un Lechago 2.0. Evidentemente no existe total consenso en la comarca hacia esta idea. Pero puede significar siendo congruentes la salvación de la torre románica.

Nos despedimos con una frase-pensamiento de Luis Alegre, seguro que temeroso de que cambie el paisaje y entorno hollados por su querida madre:

Soy un chico muy rarito: nací en Lechago, sigo soltero y sin compromiso, no tengo hijos ni carné de conducir, no pertenezco a ninguna red social, soy forofo del Real Zaragoza, me gustan casi todas las mujeres y me encanta reír y hacer reír. Aunque quitaras lo de Lechago, no creo que encontraras muchos seres humanos que reúnan todas esas condiciones a la vez. Luis Alegre.

30/03 Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...