12.3.16

Desarrollo rural en la merindad de Sangüesa, valles de Roncal-Salazar

En mi entrada intitulada “Potasas según Ellroy” mencionaba cómo cualquier uso extensivo, minero agresivo, en comarca aleatoria con recursos –véase la explotación minera pretendida en el Moncayo-, debidamente revestido bajo el manto-mantra de la creación de empleo y de los ingresos fiscales patrimoniales que genera  –fijos como los de la burbuja inmobiliaria…- provoca a la corta sospechosos o discutibles informes de impacto ambiental y a la larga cicatrices paisajísticas pero también sociales.
Solo las ruinas cien años después son bellas, véase las escombreras de Cartagena y el Festival del Canto de las Minas. Pero eso cuando se oxidan y se vuelven vintage, ventajas que no tendrán las explotaciones del siglo XXI con diseños minimales de plástico duro.
Pero es que además la autorización de tales usos, subrayábamos entonces, entran en contradicción con todos los proyectos previos de desarrollo sostenible.

Roble milenario de Arraitz-Orkin, Ultzama, Navarra.

Y esto entra en contradicción con el Leader et alterum. Nuestros vecinos potásicos –no por comer plátano- en los valles y ciudades cercanos a Jacetania-Alta Zaragoza utilizando como herramienta la Asociación Cederna Garalur y a través de vectores como la Agencia de Desarrollo Comarcal de Roncal y Salazar o el  Servicio de Orientación Laboral de Sangüesa, han venido desarrollando los siguientes proyectos, hermanos o no de otros aragoneses:
-       El aprovechamiento del potencial de la biomasa forestal y la exploración del bosque como recurso turístico. Lo primero se ha llevado a cabo con éxito en Ansó, aunque seguro el bajo coste del gasoil está creando problemas. El segundo sí es interesante y novedoso: puesta en valor de los paseos por robles, abetos y hayas. Turismo de los sentidos. Véase el ejemplo al respecto de la mencionada Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos: la solución sería clonar a Lola.
-       Existe un interesante nuevo producto turístico “ARITZ” (sí, el nombre de Adúriz, significa roble en euskera) de puesta en valor de los robledales atlánticos de la Montaña de Navarra. Se ha creado nada menos que una “Mesa del Roble”.
-       Potenciación del turismo de reuniones: menciona Cederna que el sector de reuniones representa una oportunidad de desarrollo para las zonas rurales y, en concreto, para la Montaña de Navarra y que en el territorio existen infraestructuras públicas susceptibles de ser empleadas de forma alternativa para la celebración de reuniones. Con este programa, rehabilitan casas consistoriales para crear espacios multiusos y han creado un espacio-reserva. En Aragón también podría potenciarse esto.
-     Su producto turístico es “RCB Rural Convention Bureau”, para la promoción del turismo de Reuniones en las zonas rurales, consiguiendo de esta manera evitar la estacionalidad del turismo rural, ofrecer nuevos usos a infraestructuras públicas infrautilizadas, y poner en el mercado del turismo de reuniones una oferta de producto que cada vez está más demandada por parte de los organizadores de eventos, reuniones, congresos, etc… Vamos, el parque de Murillo de Gállego, gymkhanas desestresantes.
-       Oficina de información de la biomasa: para dinamizar su mercado y sensibilizar a la población sobre el uso de madera certificada y biomasa forestal con uso energético. Nunca está de más seguir sensibilizando en la forma histórica de calentar las casas, la que más humedad quita.

Esquilas historiadas en el muy interesante Museo del Queso de Uztárroz.

-       Potenciación del comercio rural de proximidad: se están perdiendo tiendas rurales por jubilación de sus propietarios y poca rentabilidad. Véase el multicentro de Biscarrués como ejemplo o la jubilación de Manolita en Berdún… Se le puede dar continuidad a la tienda pero no ganar demasiado dinero pues la gente compra ya en Jaca o Huesca.
-       Estrategia turística sostenible, que pretende la implementación de una estrategia de turismo sostenible, un ejemplo está siendo la creación y la promoción de Sangüesa como producto turístico. Para conseguirlo, se han priorizado una serie de acciones como: el embellecimiento y adecuación turística del casco histórico de la ciudad, el diseño e implementación de herramientas para la interpretación e información sobre el patrimonio turístico y cultural, así como la sensibilización y animación turística para la puesta en valor del patrimonio turístico-cultural. De allí ha surgido una empresa para mostrar la comarca desde dentro.
Es evidente que la fragilidad del desarrollo real de todas estas actuaciones, por no decir la desmoralización que implica, será todavía reforzada si en esta comarca y en Sos de Rey Católico se da carpetazo a este trabajo a largo plazo.
 
26/02 Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...