2.11.14

Regalo típico de Zaragoza. Joder qué horroroso futuro nos espera

Esta cosa se vende. En serio. Y no se vende solo en Andalucía que sería lo básico tal vez, aunque incluso lo dudo; no, no, se vende en el centro de Zaragoza. O se intenta vender. Si alguien viene desde la Raynair a conocer Zaragoza se puede encontrar con este precioso recuerdo de Aragón y enseñárselo a sus vecinos londinenses. Y si ha visitado San Juan de los Panetes o las escaleras enfrente a la Seo, se imaginará sus escaleras llenas de flamenquitos bailando al son de palmas, como el que no quiere la cosa. ¡Típico en Zaragoza! diran los guiris a sus amigos; ¡Yo los vi! insistirán.

Es todo un montaje horroroso de 10 figuritas absurdas de flamencos, montadas sobre una especia de escalinata para darle altura. Y todo para formar lo que alguien ha decidido llamar Flamenco Show. El precio de todo el conjunto es de 28 euros, pero lo malo no es el precio, lo malo es si te lo regalan. ¡Donde coño pongo yo esta cosa? Lo peor es que se vende en Zaragoza como un producto típico.

Ganicas me dan de huir, pues si tras la invasión de los americanos con sus fiestas de monstruos y su crema de cacahuete, la invasión de los restaurantes de plástico y franquicia y de los bares chinos, nos viene con los flamenco show, me veo recordando el ternasco asado y las migas con la añoranza del desplazado en su tierra.

2 comentarios:

  1. La globalización y el neoliberalismo es la muerte de la cultura por entropía, el reino de la uniformidad, y de la ausencia de diversidad, lo cual nos debilita de cara a nuestra resistencia frente a problemas futuros. Hallowen se impone no sólo porque guste o sea divertido, sino porque es la cultura de la potencia dominante, del imperio de facto que tiene una capacidad de penetración social mucho mayor y esto amenaza claramente nuestro patrimonio inmaterial ( cuyas características y elementos que lo componen son también objeto de protección, incluso por la Unesco) . Una cosa es que haya partes de esta tradición que tengan antecedentes en nuestra cultura, como el uso de calabazas, pero toda la referente a disfraces de personajes de películas de terror norteamericanas fundamentalmente, y del truco o trato, es claramente importada. Las tradiciones están vivas, quizás podamos apropiarnos de esta tradición importada de disfraces y darle nuestro sello propio( con disfraces de la santa compaña, de mitos regionales, etc) o quizás podamos conseguir que convivan la nuestra ( con su Tenorio, sus buñuelos, su ofrenda de flores ) y la importada. El neoliberalismo va a acabar con todo, así se explica que este año El tragachicos o La comparsa de gigantes y cabezudos haya terminado en un centro comercial, destrozando los elementos característicos de ese patrimonio inmaterial. ¿ Qué será lo siguiente? ¿ La contradanza de Cetina realizada con trajes con slogan del Corte Inglés y pausas publicitarias? .

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes toda la razón. Totalmente cierto. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...