12.5.17

Visiones singulares de Aragón: Per Kirbeby en la Val de Chistau

Posets verde ladrillo. Da  lugar a un paisaje de fondo de fiordo noruego en los Pirineos Centrales.
Dedicamos otras entradas ya a la escultura-Karoo monegrina y al Stonehedge Berdún que embellecen la provincia de Huesca en el marco del programa del Centro de Arte y Naturaleza -CDAN Huesca- que alberga el Legado Beulas.

Presenta un cariz poético y metafórico esta intervención que acerca vanguardia a nuestra piel con arrugas en el paisaje y sus gentes. Es un contrapunto al machaque del paisaje que efectúan las demandadas pistas de esquí.

Así, mejorando iniciativas holladas ya por parques escultóricos en el medio rural aragonés, promovidos por Ayuntamientos, el CDAN promovió estas obras dispersadas all around Huesca, sitas en paisajes que no dejan indiferentes, que presentan de un modo nuevo y, sobre todo, fueron elegidos por los artistas como telón incomparable a las mismas. Resaltándolas mucho más que en paisajes solamente urbanos como rotondas.

Si el “Peine de los Vientos “ de Txillida o el bosque de Ibarrola son visitados, las obras que revisitamos no tienen menor calidad. Incluso están mejor insertas en el paisaje.
 Murete casi preincaico de Kirkeby en Huesca (izquierda), parece un templo chan-chan contra el edificio de Moneo, distinguiéndolo. Intervención urbana de Kirkeby en Copenhage (derecha), rememorando con humilde ladrillo el patrimonio industrial demolido –almacenes portuarios- para la generación de un parque en Copenhague.

Kirkeby, como Nash en Berdún o Fernando Casás en Monegros, pareció apropiado como autor para profundizar en esa relación arte-naturaleza que los abrigos de pinturas rupestres de Guara tanto simbolizan.

Es un danés universal, pintor y cineasta. Que utiliza el ladrillo como la piedra miliar o los arcos los arquitectos romanos. Simplemente como foco de atención. Relacionando la escultura como una arquitectura sin uso. Mediante la transformación nobiliaria del material arquitectónico más humilde, el ladrillo.

Curioso lo bien que le sienta a un valle que se caracteriza por sus tejados de loseta y su arquitectura popular de piedra con detalles de madera.

Volvemos a recordar las esculturas que nos  ocuparon por su singular belleza.
Recordamos las poéticas intervenciones del programa en Piracés (Monegros) y Berdún (Jacetania). Existen visitas guiadas desde Huesca.

Regresaremos al CDAN para pulsar la programación a su nueva dirección debida, una de las iniciativas que con una gestión inteligente más puede poner Huesca en el mapa europeo de la alta cultura. Con este museo especializado en el “land art”, que utiliza la naturaleza como material escultórico.

De la misma forma que el paisaje humanizado de viñedos u olivos lo hemos presentado en el blog como arte, pues embellece entornos sin pretenderlo.

11/05 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...