22.5.17

S.O.S. Augusta Bílbilis, cuna de Marcial

 Ayer Rosa y su familia subieron haciendo BTT a Bílbilis. Rosa es una persona absolutamente implicada en la sociedad civil bilbilitana de la buena: por afición personal, busca y almacena en su memoria sin querer tierras, colores y escenarios que pintar con su reflexiva y bella mirada de miel, tan tierna y a veces duro-judía… Sus hijos ven cómo mira y también se empapan, aunque a veces no lo parezca mucho. Su compañero Noel, avista desde los cerros de Calatayud su Kerry y Cork natales, donde embarrancó la Armada Invencible. Busca brisa húmeda donde no la hay, siempre con hambre de patata afilando su amable y gris mirada.

El primer presidente de la Irlanda libre De Valera se llamaba, ver “Michael Clayton”. Las Corrs, esas bellezas sutiles irish-castellanas, parecen de nuestra sutil sangre mezclada.

No es que por tratarse Rosa de mi mejor amiga me guste lo que hace de forma acrítica, es que me emociona su punto de vista por desconocido y, sobre todo, me gusta cómo y en qué entorno de camaradería lo hace. No solo ella, cómo lo hacen y viven Calatayud y desde allí el infinito también el resto de sus compañeros.

A través de la Asociación Artística Mariano Rubio, sabia y grácilmente impulsada hacia los límites de cada uno de estos artistas amateur por el gran Manuel Lorén Mallor, claro aspirante a uno de mis aragonesxs. Hablaremos de ambos, de Mariano y Manuel, de momento los presentamos para que conozcáis su potencia creativa.

Manuel Lorén es un pintor fascinante y cercano. Me precio de tener un sumie -un Calatayud tinta china-, revisión japo-aragonesa fantástica. Lo miro constantemente, menudo viaje Manuel…
Debajo cuadro del casi desconocido en Aragón pero brutal pintor Mariano Rubio, volveremos sobre él para reivindicarlo. Lo conocen mejor en Catalunya-Aragón Este. Vemos que nunca dejó de mirar Bílbilis…

Me comentó Rosa el lamentable estado de conservación de Bilbilis, ciudad romana y prerromana tan interesante como Numancia –que lleva la fama y Bilbilis y Mara cardaron la lana…-
En este momento de decaimiento cincovillés en el Gobierno de Aragón, pero a cuyo protagonista desde DPZ se le debe el magnífico estado de Los Bañares en Uncastillo, me dolió.

Me dolió que Bilbilis, cuna de Marcial, duerma el sueño de los injustos. Pensemos que la ciudad llegó a acuñar su propia moneda.

Hay una bodega que se llama en Mara “Augusta Bilbilis”, pero imaginemos el uso extendido que se le daría para orgullo y buena imagen de Aragón a esta ciudad allende nuestra Comunidad. Claro, Julio, como apuntabas el orgullo soriano pasa por Numancia. Una parte del aragonés habría de pasar por Bilbilis y no lo hace.

Pusimos un día textos de Marco Valerio Marcial, bilbili-romano y casi obispo avant la lettre. Que se sintió náufrago en la capital y añoraba a su amante, las huertas y el agua del Jalón de su homeland.

De familia cordobesa-hispalense, emparentado con Trajano-Adriano, Marcial no salía de ninguna parte. En lo que a alta cultura senequista se refiere. Pero hubiera sido un buen bloguero y por eso me representa. Dado que en vez de filosofar, eligió el camino socrático de dudar y meter pullas. Aragonés representativo. Dedicado a sí mismo, este impagable epigrama-back to Aragón. Es un Canto a la Libertad del príncipe del sentido del humor, del antecedente de Gracián.

Si nos fuera posible a ti y a mí, querido Marcial, disfrutar de unos días tranquilos, y disponer de momentos de expansión y a la par tener tiempo para la vida de verdad,

no conoceríamos ni los atrios ni las mansiones de los potentados ni los sórdidos pleitos y el deprimente foro ni los retratos de nombres,

sino el paseo en litera, la charla y los libros, la pradera, el pórtico, la sombra, los baños, las termas: ésos serían siempre nuestros rincones, ése nuestro trabajo.

22/05 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...