9.2.16

Potasas de Undués y de Sangüesa según Ellroy

Me llamo Iribarren, provengo de Baztán, mi abuelo ya sabéis que emigró a América. Él era de Lerga, cerca de Tafalla. Su padre de Amaiur-Maya de Baztán. Os sueeeeeena. Cuando volvió de América ya era viejo. No se casó con ninguna japonesa allá. Tampoco con ninguna montañesa vasca. Habían pocas, estaban en el monte. Él compró su libertad. Bajó a Sacramento a cortar secuoyas. Otra cosa no, pero su serrería olería como los mismos ángeles. Ahorró. Regresó. Se instaló en la calle Mediavilla de Sangüesa.

Mucho tiempo después, pero hay que pensar que tuvo a mi padre y mis tíos ya mayor, contrajo las fiebres maltas. Como también mi abuelo jacetano de Botaya, que sirvió con Franco. Riesgos de beber leche de sus ovejas mal hervida. Pero esa es otra historia.

Mi abuelo navarro Javier ya no podía trabajar  y mi familia se arruinó. Mi abuela, una lejana Azpilicueta (de Javier de Sada y Azpilicueta… San Francisco Javier… el indio y japonés…)  dejó de coser cuando se casó con él. Estudió con Balenciaga, le hacía los uniformes a Mola y las sotanas al obispo de Pamplona. Dicen que era bueeeena.

Mi padre y mi tío salvaron el embargo de algunas fincas. Son de mi tía, la mayor, testamento ante párroco… Navarra Foral… También os sueeeeeeena.

Pero queríamos que fueran de mi tío disminuido para protegerlo.

Es buena tierra blanca como la de Castiliscar, pero no de regadío como la de Sos-Castillo Nuevo. Si llueve da un ordio maravilloso. También teníamos en condominio con mis primos, ya no, alguna huerta en San Babilero, donde se unen Aragón e Irati, y alguna viña de garnacha para que la Cooperativa San Sebastián nos hiciera clarete de casi 14º.

Esas fincas, mis 50 has donde llorar,  las he visto en el Diario de Navarra en la boca de la mina de potasa. Mejor dicho, en la planta que estará en el término de Sangüesa de la mina de potasa que horadará Aragón.

Esta es mi alegación al respecto, sentimental pero razonada:

-       Ni Sangüesa ni Sos ni Javier ni mucho menos Undués necesitan este proyecto. Ya tienen unos 1.000 puestos de trabajo en industria a su alrededor. Argal, Viscofán, Goikoa, la papelera de Sangüesa, el hotel Javier, el caviar de Yesa, el regadío de Sos, los mejores cotos de caza en la Sierra de Peña, patrimonio a raudales, el clarete más complejo de Navarra con sabor a almendra… Bastante degradado está ya el paisaje por papelera. Ya le gustaría a Aragón esta sabia implantación industrial existente en el interior de Navarra

-       El freático de la Canal tenemos que aprovecharlo: recuperar el proyecto de las termas de Tiermas, aflorar el agua mineral en Berdún, lo necesitamos para regadíos sociales, para ganadería extensiva de calidad… Para desarrollo permanente y no uno de 20 años que seguirá perforando los Pintanos.

-        Si se pararon los aerogeneradores en Santo Domingo protegiendo la Sierra –y también en Bagüés o Mianos-, por qué se va a autorizar este uso más agresivo.

-       El Diario de Navarra que la mina que “prevé” explotar Goalcali dejaría 137,26 millones de euros según Isabel Elizalde, Consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente… Que lo diga precisamente esta consejera… Y otra cosa, ¿el estudio de impacto se lo irrogan como competencia cuando las dos bocas y el impacto en subsuelo estarán en Oregón? Menudo gol nos están colando, además de lo demás.

-       Pero es que esta mina además rompe con un trabajo modélico de años de puesta en valor del patrimonio de Sangüesa y Javier –o Sos por su Ayuntamiento y DPZ- de años. Es contradictorio y cortoplacista a más no poder.

Por todo ello, humildemente alego pero también dispongo:

1.- Esta mina es potasa para hoy, casquillo para mañana y un futuro Miner para Sangüesa y Sos. Véase la depresión social de Beriáin, sede de la antigua Potasas de Navarra. Ya tenemos suficiente con encarar el futuro de las Cuencas Mineras.

2.- A 30 minutos de Pamplona en autovía, los 900 empleos nuevos que supuestamente se crearán no repercutirán en un Sos de 2.000 habitantes ni una Sangüesa de 10.000. Irán, volverán y perforarán la capa de ozono más que la maquinaria de la mina.

3.- Todo ello en una comarca, si se piensa y traza el compás desde Navarra, ya rica y desarrollada. Que ha mantenido su población y si la pierde es porque la está engullendo Iruña por proximidad.

4.- Seguro que afecta al Camino de Santiago. Seguro que bajo la calzada romana de Ruesta-Undués y los restos romanos de Tiermas hay potasa. A los jacetanos y merindad de Sangüesa siempre nos había gustado el nomadismo. Somos el origen del pueblo vasco. Berdún, Navardún, la Onsella… Ahí lo dejo, que me voy a calentar más.

03/02. Luis Iribarren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...