29.7.17

Forestalia y Olba: “Proyecto de Custodia del Territorio”


Olba es un municipio que me gusta mucho. Buen paisaje, nació Pertegaz, una espectacular foz del río Mijares que ni siquiera sutura la autovía de Valencia, muchas carrascas truferas y gran paisaje de bosque mediterráneo. Aportamos espectacular imagen de sus congostos.

Además es la otra punta de Aragón desde Ansó, y por eso lo nombro tanto. Y está tan vivo y propone tantas ideas como hacía Aguaviva en tiempos. Véase su prédica con el ejemplo, la feraz y bien cuidada huerta escolar. Es un paraíso con microclima.

Así y según noticia de 17 de julio pasado publicada en Diario de Teruel, el municipio sur aragonés donde se han implantado algunas familias y reabierto y consolidado la escuela, está liderando un muy original proyecto denominado “Proyecto de Custodia del Territorio”.

Debido a que su único paisaje boscoso ya no se mantiene ni limpia para calentar las casas y cuenta con un sin número de campos sin cultivar.


Me gusta mucho y visito habitualmente –os invito- la gran página de la “Asociación Mijares Vivo”. Es una plataforma de debate y opinión. La misma es quien ha propuesto la cesión temporal de fincas sin uso –obstáculo: quién cobra los derechos PAC aunque no se cultiven- para que se limpien las acequias y se instalen más moradores en la localidad. Es un modelo Agenda 21 desde dentro de libro.

Al mismo tiempo, la empresa radicada principalmente en Erla “Forestalia”, surgida de los exportadores Grupo Jorge y sus problemas familiares, se anuncia que apostará todavía más por la biomasa. Pero asimismo que las inversiones para generación de energía en Aragón las va a desarrollar fundamentalmente en fotovoltaica sin primas y en 40 parques eólicos.

Parece que una parte de su compromiso pasa por Andorra, Teruel. Bien visto, el Desierto de Calanda garantiza sol menos los días de niebla de diciembre.

Es muy interesante consultar la entrevista concedida al diario “El Mundo” por Fernando Samper, presidente de Forestalia subtitulada “Un carnicero aragonés para relanzar las renovables en España”, del día 20 de mayo pasado.

Desde aquí y humildemente proponemos que el factótum Samper, además de sus megaproyectos kilotrón de generación por biomasa en Erla, el de Monzón y Cubillos del Sil (León), estudie así mismo, y como retorno social de sus inversiones tan costosas medioambientalmente, ideas pequeñas. 


Compromisos sociales que acompañen las concesiones para que, mediante convenios con el Gobierno de Aragón, pueda generarse empleo más allá de sus plantas de jardinero solar. Que generen empleo en la limpieza del arbolado de municipios como Olba.

Una vuelta al autoconsumo es difícil ante la facilidad de uso y relleno de las calefacciones de gasoil en el medio rural. Lo demuestra la crisis cíclica de los fabricantes de pellets cuando baja el precio de los combustibles. Como imposible parece volver a las pequeñas centrales eléctricas que había en cada pueblo con molino a principios del siglo XX. Y con ellas alimentar coches y tractores eléctricos…

¿O no? Podríamos soñar un futuro así para el medio rural aragonés… Sin perjuicio de los grandes proyectos, complementándolos.

De momento, buscaremos para celebrar la noticia del excelente estado de participación en Olba una cerveza fresca Mijares, de Mora de Rubielos. Así nos beberemos una parte de su río, pero sin afectar a los huertos. Así también vivirá en nosotros.


29/07 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...