30.7.14

¿Qué le sucede a la Línea 32 de autobuses urbanos de Zaragoza?

Los vecinos de Santa Isabel y de Av. Cataluña se quejan con ansia de las frecuencias y calidad de servicio de la Línea 32 de Autobuses Urbanos de Zaragoza. Habría que añadir las quejas calladas o con sordina de los vecinos de Delicias que sufren también los cambios de la Línea 32.

Este observador y Vocal Municipal, ya avisó y dijo —donde debía decir— que modificar el trayecto de la Línea 32 era una barbaridad, que el trayecto por la calle Echegaray era correcto por no decir un acierto y que las peticiones de los vecinos de Av. Cataluña para lograr mejor servicio al centro de Zaragoza tenían otras soluciones mejores que las que todos los vecinos de las zonas afectadas proponían, cambiando el trayecto incluso por la zona del parque Bruil.

Efectivamente el tiempo me ha dado la razón, y lo observo con tristeza pues solo logré en mis propuestas un éxito escaso y algunos cambios insuficientes.

 Las soluciones propuestas ahora se multiplican, mezclando la Línea 32 con la Línea 21, intentando una vez más que este autobús, el 21, suba hasta Santa Isabel. Otro error.

Vayamos por partes, por ver si logro hacerme entender.

Los autobuses en Zaragoza funcionan mal por el tráfico, sus muy largos recorridos y sus excesivas paradas muy cercanas entre ellas. Los usuarios como es lógico no quieren escuchar esto que digo, pero es la clave de cualquier tipo de mejora. Se intentó hace unos años modificar con el diseño de las plazas intermodales que deberían servir —junto al billete hora— para resolver parte del problema. Pero aquello se olvidó por presiones de los vecinos.

El concepto del servicio de autobús urbano de una gran ciudad no puede ser el de modularlo por Distritos al ser un servicio “de ciudad” y para ello hay que procurar que la calidad de servicio sea homogénea entre Distritos, pero con criterios de ciudad, que tengan en cuenta sobre todo el número de usos. Y no tanto el número de vecinos, que aunque parezca lo mismo no lo es. Hay Distritos y líneas con muchos más usos y usuarios en relación a sus habitantes que otras. Por eso la Línea 32 está siempre llena y con retrasos, pues es un servicio muy utilizado. Y por que le hemos metido un recorrido absurdo, muy largo y por todo el centro de Zaragoza lo que le afecta en constantes momentos críticos de tráfico. Por cierto alguna vez me tendrán que explicar por qué los autobuses dobles lo son en horizontal y no en vertical. O por qué se ponen en unas líneas y no en otras con más viajeros mes.

Soluciones.

1/ Que la Línea 32 vuelva a su recorrido por la zona de Echegaray.

2/ Que se deje la Línea 21 como está con su final en Plaza Mozart que recuerdo era una de los puntos destinados a ser una de las plazas intermodales. A esta línea se la pueden hacer algunos retoques menores en el recorrido y en las frecuencias. Al usuario le viene perfecto bajar de la Línea 32 en Plaza Mozart y coger la Línea 21 en vacío, siempre que las frecuencias sean muy buenas.

3a/ Si fuera necesario —y para ello se necesita un estudio de viajeros, detallado y que solo tienen unos pocos ciudadanos (yo no, aunque lo haya pedido donde debo pedirlo)— crear un servicio lanzadera entre Plaza Mozart y Santa Isabel, que complemente el servicio del autobús 32.

3b/ O bien reforzar las frecuencias de la Línea 32, posiblemente con muy pocos refuerzos. Hay que tener en cuenta que ante cualquier reivindicación de modificar este línea se dirá desde el Ayuntamiento que es una línea con pocos viajeros por kilómetro recorrido; pero no por sus pocos viajeros sino por su muchos kilómetros. Estaba en el 2013 en 4,44 por kilómetro y superado por 17 otras líneas. Hoy ha subido al suprimir la Línea 45 y estará mejor colocada en viajeros por kilómetro.

4/ Llegar al Hospital Nuestra Señora de Gracia desde el Rabal es un tema complejo y que requiere solución casi imposible. La distancia entre la parada de la Línea 21 a la entrada del Hospital es de 400 metros (250 metros en línea recta) aunque es cierto que es un servicio al que acuden personas mayores y enfermos. Hospital que se encuentra fuera del Distrito Rabal por traslados ilógicos de Sanidad DGA. Pero ese es otro tema complicado. Priorizar esa distancia con modificaciones de trayectos que complican los servicios totales es un error. Y en estos momentos es imposible solicitar creación de líneas nuevas. Luego, toca optimizar lo que hay. Otro tema es que algún día se decida dejar pasar los autobuses por el Coso Alto, algo que hoy por hoy parece imposible por errores incomprensibles que se resolverán en su momento.

5/ La intermodalidad de los autobuses urbanos se debe exigir sobre todo por el componente de la calidad del servicio en frecuencias. Un factor imprescindible es el tiempo de espera, como todos nos estamos dando cuenta constantemente unido a la seguridad de que el autobús te recogermetro﷽﷽﷽﷽﷽os por kilrecuencias sean muy buenas.a 32 en Plaza Mozart y coger la Lñinea 21ad de un servicio que le recogercan las á. Es más importante tener una frecuencia de 5 minutos como máximo, que tener o sumar una línea más a una zona. En la defensa de la calidad del servicio de la Línea 32 se debería haber insistido en los tiempos de frecuencia en vez de gastar las energías en las luchas por las Líneas 45 o 21. Sobre todo por que en horas punta y con frecuencias largas los autobuses llegan llenos a ciertas paradas lo que multiplican las esperas y convierten en inútil el servicio. El usuario, si deseamos que deje su coche en casa, le debemos entregar como poco seguridad de un servicio que le recogerá y que no dependerá para ello del número de viajeros de ese momento punta. Las nuevas líneas se deben diseñar para zonas nuevas, sin que se repitan recorridos por las mismas avenidas, pues además de complicar el tráfico y con ello lentificar el servicio, no añaden nuevos servicios a más vecinos, sino mejor a los mismos.

1 comentario:

  1. Hola !

    Bueno, este parece un posteo respuesta al mio... gracias por tu atencion, se que el tema te preocupa, ahora bien:

    Todos sabiamos que la modificacion implicaba una linea muy larga, pero como dije: prefiero algo que mis vecinos hayan pensado, que algo por ver de los politicos por muy bueno que sea.

    Olvidas que se nos prometio una frecuencia entre 6 y 8 mins, con buses dobles en horas punta.

    Nada de eso se ha cumplido y claro, ahora va como va, peor en verano. Pero tambien hay otros factores internos de la empresa del bus que no ayuda precisamente....

    tus puntos:

    2/ a veces te pegas mas de 5 mins. esperando que el 21 arranque. y los conductores no tienen mucha consideracion cuando te ven bajando corriendo del 32 para subir a un 21.

    3a/ mas esperas... sube a la lanzadera, y despues vuelve a la opcion: /2 ¿asi cuantos mins. me pego esperando buses?

    3b/ el recorrido seria igual de largo.

    5/ a mi esperar entre 1 y 8 mins. (para transbordos) me parece una pasada en trayectos de 30 mins.

    Solo dire una cosa: pregunta a dos vecinos: uno de la avenida y otro de santa isabel si quieren la linea 21...

    ah! que es muy cara esa solucion ! vaya, pues cara debe ser: quitaron la 128, y la 45. ¿y que tenemos? esta mierda.

    Perdon, que hay que pagar un estudio de un nuevo tranvia, que nunca pasara por aqui, porque por aqui somos pocos, pero que pagan mucho por lo que reciben.

    Nada mas.

    ah! si, se me olvidaba contestar:

    3c/ (que no la has puesto) cambia el recorrido de la 32 por independencia, dale preferencia en algunos cruces y añade algun bus mas.

    gracias por estar en el asunto !

    Saludos cordiales

    :)

    (no es personal, es solo contestar)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...