7.6.13

Historias de la Puerta de Toledo de Zaragoza

La Puerta de Toledo de Zaragoza se encontraba cerca de San Juan de los Panetes, delante de la trasera del actual Mercado Central, en la zona en la que estaban hasta hace unas semanas los arcos que envolvía la estatua de Augusto. Se afianza sobre restos de las murallas romanas de Zaragoza.

En época árabe se conocía como Puerta Belkala y Puerta Bad al-Yanud y además de utilizarse para cerrar la ciudad por el lado oeste se empleaba como entrada para cortejos y procesiones que venían desde el cercano Palacio y luego Castillo de la Aljafería. Era la puerta que cerraba la calle romana y fundacional de Cesaraugusta llamada Kardus que cruzaba la ciudad de este a oeste.

En el año 1210 y por orden del Rey Pedro II se traslado a su vera el mercado del grano, dando lugar con ello al germen del que luego sería y es todavía el Mercado Central de Zaragoza.

Desde el año 1440 sus dos torreones se convirtieron en Cárcel Real y en 1556 en Cárcel de Manifestados que era una cárcel más dirigida hacia presos políticos y oprimidos por el régimen que gobernaba, hasta que se dictaminara que se habían detenido con motivo o sin él, con justicia o sin justicia suficiente. Esta figura entonces particular de las leyes aragonesas se empleaba también para conflictos civiles de retención. Era como un Hábeas corpus pero en antiguo.

En el año 1842 y por su estado abandonado y de ruina, en vez de restaurarla se derrumbó, perdiendo Zaragoza una de sus puertas más bonitas.

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...