12.4.14

Historias de las Balsas de Ebro Viejo de Zaragoza

Las Balsas de Ebro Viejo de Zaragoza son el cauce viejo por el que discurrió el río Ebro a partir del año 1380, cuando unas grandes riadas desviaron el cauce habitual del Ebro a su paso por nuestra ciudad. En aquel siglo XIV hasta cuatro grandes avenidas llenaron el Arrabal de lodos y aguas, siendo el que en el año 1380 formó una especie de galachos (que se mantuvieron más de un siglo con cauce modificado) y el que alcanzó más fuerza hasta lograr desviar el Ebro de su cauce más conocido.

Aquellos galachos que poco a poco se fueron secando, sí se mantenían húmedos constantemente a través de una acequia de la que recibía agua, lo que les permitía ser empleados como zona común de la ciudad para sacar barro para los tejares cercanos, como zona de pastos pues se habían ido convirtiendo en un soto con árboles y para tener agua para los lavaderos del Rabal

Curiosamente aquella zona además de ser de propiedad común, lo era también en algunas parcelas de propiedad de la iglesia y de particulares, y digo que curiosamente por que consta que aquellos campos eran conocidos también en aquel siglo XIV como el Soto de la Mezquita por pertenecer en siglos anteriores a la Mezquita Mayor de Zaragoza.

La imagen de la riada es del año 1961
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...