18.1.16

La independencia va en contra de la lógica de los tiempos

Ayer el todavía Secretario General de Chunta Aragonesista, Juan Martín, dejó un titular básico para entender el aragonesismo actual, la posición de CHA dentro del momento actual de Aragón y también de CHA, y de la necesidad de aclarar algunos conceptos que aun por obvios no parecen claros entre toda la sociedad aragonesa.

La independencia va en contra de la lógica de los tiempos

Independizarse hoy, sea Cataluña, Aragón o El Burgo de Osma, es absurdo. Lo que no quiere decir que no sea respetable pensar eso, aunque en el mundo actual no conduzca a nada. Ha venido la globalización “mala” y debemos entre todos luchar para que nos llegue la globalización “buena”, pero esta está enfrentada con la ilógica de la independencia. Hoy es imposible ser independientes de nada. Nos guste o no nos guste, somos sobre todo dependientes de mucho y muchos.

Pero en el caso de Aragón además de ser imposible es ilógico, es negativo para los aragoneses, sería un desastre económico, va en contra de lo que desean el 97% de los aragoneses, no tenemos en territorio lógico para independizarnos, nuestra economía es suficiente pero NO es autosuficiente, no tenemos una salida fácil (en esto momentos) hacia el exterior. Y todo esto no quiere decir que yo no siga pensando que el aragonesismo en muy necesario y válido, y que el derecho de autodeterminación es lógico, que somos una nación aragonesa con nuestra sociedad diferente, nuestra propia cultura, justicia e historia. No es incompatible ser miembro de un Estado supranacional y tener el derecho larvado de poder dejar de serlo, si las relaciones se vuelven negativas.

Cuando hablamos del derecho a la autodeterminación casi todos lo hacemos desde el abstracto. Algunos pueden pensar que es un derecho de votar una y otra vez hasta que salga que SI. Es decir, un absurdo. No es eso. El derecho a la autodeterminación es un derecho tasado y escrito. Y en esas líneas “escritas” es donde está además del derecho las obligaciones. Pongamos unos ejemplos de normas lógicas para que el derecho sea efectivamente un derecho lógico para todos los ciudadanos de un territorio. 
 Votar sólo cada 30 años. 
 Con una pregunta sencilla y clara y un acuerdo de ayuda mutua para resolver la respuesta. 
 Con la necesidad de que el SI necesite del 66% de los votos emitidos y/o el 50% del conjunto de la masa electoral. 
 Que la misma respuesta positiva se dé en todos los territorios o circunscripciones que se deseen independizar.

Aragón debe explicar qué es el aragonesismo, para qué sirve en el siglo XXI, qué supone de posibilidades para una sociedad que debe avanzar hacia la solución de sus dos grandes problemas actuales: la despoblación y el desempleo. Y en estos dos problemas se encierran todos los demás, desde una ineficaz cultura y educación a una mala planificación de los transportes, desde un mal entendimiento del territorio aragonés con sus dificultades a una mala gestión de nuestros recursos naturales. El aragonesismo es sobre todo una forma de entender Aragón. Y como en eso coincidimos muchos aragoneses, debemos empezar a sumar, a trabajar avanzando, a caminar mucho más cerca. No quiero decir caminando de la mano, pero sí caminando hablando y mirándonos a los ojos. ¿A quien le da miedo o reparo hablar con los que piensan como tú sobre Aragón?
 
Julio M. Puente Mateo