10.12.15

Al debate a cuatro en Atresmedia la faltaba la chispa del quinto

El tan cacareado debate a cuatro en Atresmedia, para mí fue más de lo mismo:  sacar las miserias del rival y volver al "puedo prometer y prometo", para luego no cumplir nada. La cadena faltaría más, saca pecho de la gran audiencia que la equipara a una final de Champions, mientras el resto de medios analiza los resultados en función de sus preferencias y apuestas partidistas.

Yo no sé si a esta sociedad que sufre y padece esta interminable crisis les ha sacado de dudas, en ese “tú más que yo, o yo más que tú”. El debate, con la ausencia principal del Presidente del Gobierno Rajoy —puede entenderse como cobardía, prepotencia, o ¿quizás ambas cosas?— y que nunca podrá pagarle el favor que le ha hecho la vicepresidenta cantando y contando de memoria el gran desarrollo del estado en esto años de gobierno y vaticinando el cataclismo que sería si gobernaran otros. Creo que es más de lo mismo.

Como lo fue la eterna prepotencia desmedida de Pablo Iglesias echándose flores, creando un estado virtual a su medida, puertas giratorias, su nuevo eslogan, cuando denuncia a representantes públicos en el sector privado. (Lo de casta ya no le vale, quizás por formar ya parte de ella pero por qué no habló del fraude cometido por su número dos, Iñigo Errejón, o la factura millonaria de Monedero en el gobierno de Venezuela?).

En cuanto a Albert Rivera, su indefinición política llamó más la atención que  su nerviosa disertación, dejándonos dudas de lo que quiere, cómo y con quien. Pedro Sánchez, icono de las iras de sus adversarios, bastante tuvo con achicar agua de su frágil bote. Eché en falta al candidato Alberto Garzón en ese debate. Quizás hubiera sido el contrapunto a ese dos contra dos en los que terminó el combate.

Solo desear que salga quien salga, pise la calle, escuche a las gentes, sea solidario y justo, con honradez, sin falsas promesas y acordarse del pasado solo para mejorar el presente. Eso es lo que esperamos de un gobierno, claro que por lo vivido hasta ahora parece mucho pedir. George Bernard Shaw, "el progreso es imposible sin cambio, y aquellos que no pueden cambiar sus mentes no pueden cambiar nada".

Daniel Gallardo Marin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...