19.11.15

La gente de la calle debe salvar Aragón. Los políticos no queremos, pues saber sí sabemos

La izquierda está muy fuerte, nunca antes había sido tan necesaria en España y con tan claros objetivos. Las personas que lideran la actual izquierda en España es todo lo contrario. No saben lo que quieren, cambian de opinión al menos una vez por semana, deambulan y marean a sus seguidores, asombran cuando no preocupan.

Podría e incluso debería dar nombres y apellidos de organizaciones y de personas en concreto. Pero creo que todavía hay esperanza de que se vuelvan cuerdos. La derecha en España está que ni se lo cree. Tras hacerlo tan mal que parecería imposible sacar la cabeza del fango, tras la aparición de nuevas organizaciones políticas con una fuerza y velocidad que asombraba, todo se ha ido al traste por la incapacidad de todos nosotros. Están borrachos de éxito los liberales de todos los colores.

El 20D se normalizará y templará algo el aparente debacle electoral de la izquierda, pero ni será suficiente con lo bien que lo deberían tener, ni es seguro que lo que suceda tras el 20D no sea un abandono en cadena de los despachos sin mando en plaza. En Aragón tanto el PSOE como IU, Podemos o CHA, Ahora en Común o Unidad Popular están entrando en Admisiones de cualquier hospital público, para elegir cama de Cuidados Intensivos tras el 21 de diciembre. Y no lo digo en broma ni quiero hacer una broma. Es muy triste, es peligroso —y lo peor de todo— es cierto.

Lo curioso es que el resto, lo que queda, produce miedo, preocupa sobremanera por varios motivos. Ciudadanos es un ente curioso en Aragón, sin estructura ni personal, sin conocimientos políticos de lo que es Zaragoza, Aragón o Villarrapa, sin posibilidades de aprender en tan poco tiempo. El Partido Popular es un grupo amplio de grandes políticos, al servicio de una causa mayor. Lo que sucede que esa causa es totalmente contraria a los intereses de los aragoneses trabajadores, los que peor lo están pasando y que más necesidades tienen para sobrevivir entre la poca dignidad social que le otorgamos ahora a los que dejan de ser ciudadanos de primera clase. Cuidado con Ciudadanos y su visión españolista de todo. En esos puntos Aragón sale perdiendo por goleada.

Así que tras el 20D nos encontraremos en Aragón un panorama desalentador, a poco que la gente de la calle y que vota a la izquierda no se ponga de acuerdo en silencio y por casualidad y sea capaz de sacar de la UVI a algún grupo político progresista, no por méritos sino por obligación social, para que sean capaces de crecer en autoestima y tomar las riendas de todo este caos.

Pero mucho cuidado con las decisiones que dicen algunos, se toman en nombre de la gente de la calle. Las posibilidades de manipulación son tremendas y están aprendiendo algunos grupos de "listillos" a emplearlas para su gustazo. Cuidadín con las manipulaciones, que somos ya todos muy adultos.

Julio M. Puente Mateo