26.11.15

José Luis Soro ha explicado el objetivo del Foro de la Vivienda de Aragón

Hoy jueves 26 de noviembre se ha reunido el Foro de la Vivienda convocado por el Gobierno de Aragón con el objetivo de trabajar en la futura Ley de Vivienda de Aragón y en el Decreto Ley de Emergencia Social, que contempla medidas en materia de prestaciones económicas, pobreza energética y vivienda. Desde la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación se ha planteado esta convocatoria con un Foro de la Vivienda ampliado en el que han entrado a formar parte las plataformas antidesahucios y representantes de entidades bancarias y sindicales, expertos universitarios, colegios profesionales y el Juez Decano de Zaragoza entre otros.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha explicado el objetivo del Foro de la Vivienda de que “a toda persona de buena fe que pierda su vivienda, los poderes públicos de Aragón, como dice el Estatuto, le dé una solución habitacional” y se han presentado ante el Foro las principales líneas de la Ley de la Vivienda y también el calendario de trabajo para poder configurarla de forma participativa.

Sobre el Decreto Ley de Emergencia Social se ha informado que se incluyen medidas concretas como paralizar los lanzamientos hasta que la administración dé una solución habitacional, “algo que ya estamos haciendo en estos momentos evitando que ninguna familia se quede en la calle”. En lo que se refiere a los casos de desahucio por impago del alquiler, José Luis Soro señala que “muchas veces hay propietarios particulares que no están cobrando y se plantea desde la Administración que esta pueda asumir una parte del pago de la renta hasta que se encuentre una solución”.

Otra de las cuestiones que se persigue es la creación de un Fondo Social de Vivienda de Aragón en el que se integren tanto las viviendas disponibles provenientes de administraciones, entidades financieras, Sareb, inmobiliarias, personas físicas y jurídicas… como la lista de los demandantes de vivienda. “Una herramienta única para que todas las administraciones podamos trabajar juntas, unificar en un solo fondo el recurso y la demanda, independientemente del modo que se gestione después”- ha explicado José Luis Soro garantizando autonomía a los ayuntamientos.

Además se propone un registro de viviendas desocupadas provenientes de los desahucios y daciones en pago de las entidades bancarias para que se integren en la bolsa de vivienda social. El consejero Soro explica que “el reto será que la futura Ley de Vivienda se consiga un registro general de vivienda vacía”. De momento, el primer paso es que con este Decreto Ley “se obligue de manera legal a que las viviendas de entidades financieras que procedan de desahucios y estén desocupadas, se destinen a unidades familiares que necesiten una vivienda social”.

En estos momentos, la bolsa de vivienda se configura legalmente como subvención por lo que no pueden recibir subvenciones quienes tienen deudas con la Seguridad Social, Hacienda o la Comunidad Autónoma, una situación que provoca que se queden fuera muchas personas que sí la necesitan. El consejero Soro señala que “se va a modificar a través de la Ley de Presupuestos para que no se requiera este requisito”, señalando que “el objetivo fundamental es incrementar el parque social de viviendas y eso cuesta dinero por eso en el presupuesto del año que viene se reflejará esta necesidad para poder contar con más presupuesto”.