30.12.12

Ahora nos quitan trenes de Aragón. ¿Quien defiende a los aragoneses?

Para defender Aragón y a los aragoneses, para entender nuestra realidad social y geográfica hay que ser de Aragón. Una vez más se demuestra que es imposible entender las necesidades de los aragoneses desde la realidad de Madrid, y los recortes en líneas de trenes por Aragón demuestran que los criterios nunca pueden ser solo económicos cuando hablamos de un territorio que es el 10% del total de España pero solo está habitado por el 2,9% de su población. Estamos hablando de la supresión de casi el 40% de las líneas ferroviarias de media distancia que trascurren por Aragón.

¿Dejamos que Aragón sea un desierto en medio de España, que sea un espacio vacío y molesto, pero imprescindible para salir de España a poco que se cabreen los vascos y catalanes contra lo que representa una España que se domina desde Madrid?

Aragón dio ayer una respuesta contundente y unánime ante la supresión de líneas ferroviarios que, a pesar de escasa ocupación, tienen una rentabilidad social indudable, desde casi todos los colectivos ciudadanos, partidos políticos, sindicatos y empresarios de Aragón. Y todas ellas urgían ayer una "reacción inmediata" del Gobierno de Aragón para mostrar su rechazo al Ministerio de Fomento de Madrid por una decisión que, aseguran, "no tiene en cuenta a que Aragón representa más del 10% del territorio nacional y solo tiene el 2,9% de la población". Una dispersión que obliga a seguir criterios de rentabilidad social y no exclusivamente económica. Sobre todo sin medir las posibles consecuencias.

El portavoz del PSOE en las Cortes, Javier Sada, destacó que esta decisión de Fomento es "otro golpe más del Gobierno de Rajoy a los que más dificultades tienen: el medio rural, las personas mayores y los estudiantes". "La DGA está mintiendo sobre este tema y se dedica a justificar las decisiones que ordenan desde Madrid, actúan como delegados suyos en Aragón", señaló.

Desde CHA, el diputado Gregorio Briz, rechazó con rotundidad estos "recortes" con los que el PP se "ensaña con las comunicaciones en Aragón", ante la "desesperante actitud, obediente y servil, del Gobierno PP-PAR". Esta "criba" asegura que en seis meses se dejará de subvencionar el 40% de los regionales. Diez de los 26 convoyes que circulan a diario y por sentido van a ser suprimidos, el mayor "golpe" dado nunca a las comunicaciones por tren. "No podemos conformarnos con aceptar lo que nos imponen", dijo Briz.

Desde IU, exigieron al consejero Fernández de Alarcón, que informe en las Cortes sobre la supresión de trenes anunciada. El diputado Miguel Aso exigió saber el número de trenes que la decisión de Fomento "deja en el aire".

La asociación CEOS de Cinca Medio en Monzón, destacó que Renfe ha olvidado que la estación "da servicio a seis de las diez comarcas de Huesca" y que "a partir de la próxima semana se estudiarán posibles iniciativas" con el tejido social y económico de la zona. Fomento ha puesto en jaque el sistema ferroviario en Aragón.