11.5.12

Con la segunda línea del tranvía, análisis riguroso de viabilidad

En un camino complicado de asumir y entender —si somos serios con un proyecto de ciudad y de futuro como es el tranvía de Zaragoza—, las asociaciones vecinales de las Delicias y San José ya conocen la propuesta que un grupo de arquitectos ha elaborado para extender el proyecto del tranvía por el resto de la ciudad. Javier Peña y Miguel Ángel Jiménez han confeccionado un plan, a petición de los colectivos vecinales, que presentarán al Ayuntamiento de Zaragoza en los próximos días para radiar las líneas de este nuevo sistema de movilidad por el este y oeste de la capital aragonesa. No se debe entrar en una dinámica de que sean las Asociaciones de Vecinos las que empiecen a empujar sobre posibles trayectos, ues como es lógico las que más poder tengan más éxito lograrán y los diseños de estas ampliaciones deben venir de la mano de la lógica, del servicio y rentabilidad y de las zonas hacia donde sea necesario su ampliación y no desde las que tengan Asociaciones de Vecinos con dineros para encargar estudios técnicos. 

Es cierto que este diseño se basa en la idea de que el tranvía debe atender aquellas arterias de la ciudad con mayor demanda de usuarios. Pero si bien Delicias es un buen ejemplo de ello no lo es tanto San José, si lo comparamos con Torrero, Las Fuentes o Arrabal y La Jota/Vadorrey

“Delicias es el barrio con mayor población de Zaragoza y lo lógico es que cuando se amplíe, el tranvía vaya por allí”, valoró Miguel Ángel Jiménez, uno de los arquitectos que han elaborado el proyecto y que ya intervino en el anteproyecto de la línea que ya está en funcionamiento. Ahora, este grupo de arquitectos ha planteado el desarrollo de un eje del tranvía que cubra la arteria principal de las Delicias: la avenida de Madrid. De este modo, la línea partiría desde Los Enlaces atravesando los dos kilómetros y medio de la avenida de Madrid hasta desembocar en la calle de Conde Aranda y unirse, en el Coso, con la línea 1 que actualmente se está construyendo. Queda la duda de si debe acercarse este trayecto hacia la Avenida de Navarra y la Estación Intermodal o hacer todo su recorrido por la Avenida de Madrid. La razón primordial que ha llevado a los expertos a elegir este recorrido se basa en que la avenida de Madrid es “el eje vital del barrio”. “Se trata de una zona comercial con mucha vitalidad lo que la convierte en la vía ideal para instalar el tranvía”, razonó Peña. Es precisamente en este punto de la calle de Rioja, donde la línea 2 adquiere un valor diferencial con un ramal que llegaría hasta la Estación Intermodal de Delicias. “Son 800 metros que permitiría llevar a todos los pasajeros de la estación hasta el centro de la ciudad y se crearía, con este segundo ramal, un embrión que se uniría a la línea 1 en Grancasa”.

Lo que proponen estos arquitectos es que desde la estación Delicias, pasando por el puente del Tercer Milenio, el tranvía acogería a todos los trabajadores que en un futuro trabajen en la Expo. “Esta parte se uniría en la calle de Pablo Ruiz Picasso con la línea 1 que pasa por Grancasa”, estimó el arquitecto. Asimismo, la apuesta por estos ramales quedaría concluida con la unión de las Delicias con la línea 1 del tranvía por la Romareda. “Proponemos que desde la avenida de Madrid baje el tranvía por Vía Universitas hasta llegar a la plaza del Emperador Carlos V”, propuso Peña. De esta manera, se conseguiría unir, por medio del tranvía, los tres hospitales más importantes de Zaragoza, el Clínico, el Miguel Servet y la MAZ. Además de la línea oeste por Delicias, los arquitectos presentaron este jueves a los vecinos de San José su planteamiento para el desarrollo del ramal este. “En un principio la línea partiría desde plaza de España por el Coso Bajo y la plaza de San Miguel, hasta el colegio Corazonistas. En este punto, el tranvía bajaría por Cesáreo Alierta hasta el pabellón Príncipe Felipe”, reflejó Peña. Aquí, la idea de los arquitectos sería la de remodelar el paseo de la Constitución, que enlazaría con la creación de un bulevar que atravesaría todo Cesáreo Alierta. Tal vez se olviden los técnicos que las últimas necesidades de transportes en las grandes ciudades no son acercar las líneas nuevas hacia los vecinos como lo era en las últimas décadas, sino buscar trayectos óptimos con varios parámetros ya diseñados y que sean los vecinos los que se acerquen a las líneas de transporte. Algunos de esos ramales que indican no son lógicos en un entramado incipiente de tranvía urbano. Son en todo caso servicios más lógicos para lanzaderas de autobuses que complementen los servicios del tranvía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...